El Ensanche recupera 11 años después el cruceiro de Ramírez

El parque se inaugurará mañana para disfrute de niños y mayores


santiago / la voz

El remodelado parque de Ramírez que se inaugurará mañana lunes supondrá una doble satisfacción para el barrio del Ensanche. Por un lado, los niños volverán a disfrutar de una zona de juegos radicalmente diferente e infinitamente mejor que la anterior; y, por otro, todos los vecinos podrán celebrar la recuperación de su cruceiro después de 11 años en el destierro de Sar. Allí, junto al instituto del barrio, fue trasladado cuando en el 2002 se empezó a construir el aparcamiento de la plaza Roxa y se remodeló el área infantil. Ahora, esta semana, los operarios se afanaron para colocar el monumento nuevamente en el entorno del parque de Ramírez.

Desde que el cruceiro fue «desterrado» han sido muchas las voces que se han alzado contra la decisión del departamento de Infraestructuras, entonces en manos del socialista Bernardino Rama, de mantener «de forma definitiva» el cruceiro de Ramírez en Sar. Y es que el edil consideraba que el monumento ya «no pegada» con el diseño del parque. Esta decisión tajante se tomo en el 2009 después de que Ángel Espadas, entonces concejal del PP en la oposición, exigiera la devolución del cruceiro al Ensanche.

Uno de los más fervorosos defensores de la reposición del cruceiro fue el párroco de San Fernando, Manuel Cacheda, que en el 2008, en un reportaje en La Voz de Galicia, sentenciaba: «Lo necesitamos y es nuestro». Y es que el cruceiro, según explicaba Cacheda, fue hecho a propósito para las casas de Agros de Ramírez. Incluso, al parecer, el coste fue incluido en el precio de las viviendas del Ministerio de Fomento. Por tanto, el cruceiro era considerado propiedad de los vecinos; algo que las autoridades locales no compartían. Las casas de Ramírez se entregaron en 1960 y cuatro años después se inauguró San Fernando. Desde entonces y hasta su retirada, el cruceiro había sido punto de reunión para actos litúrgicos como, por ejemplo, la bendición del domingo de Ramos, pero también el lugar para «quedar» de niños y adolescentes del barrio.

La asociación de vecinos del barrio Raigame también hizo saber su deseo al Concello para que el cruceiro volviera al lugar de donde nunca debió salir. Hasta la asociación Doutor Maceira, en su afán por recuperar el espíritu y los límites del Ayuntamiento de Conxo, aprovechó su reivindicación de que la ruta rosaliana pasara por Conxo para reclamar también que el cruceiro volviera a los campos de Ramírez, que en tiempos fueron parte del municipio de Conxo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El Ensanche recupera 11 años después el cruceiro de Ramírez