«La predicción política se parece a la sismología»

En países como Túnez y Egipto se daban unas condiciones para el cambio; pero nadie supo prever el momento


santiago / la voz

Dos años de primaveras árabes: evolución y perspectivas. Es el título de la charla que ofreció ayer en la Fundación Araguaney el director general de Casa Árabe, Eduardo López Busquets. La falta de seguridad y de avances políticos en cambios de régimen como los que se han producido en Túnez, Egipto o Libia generan una desconfianza en los ciudadanos que pueden truncar las aspiraciones de estas transiciones. El caso de Siria, inmersa en una guerra civil, es peor.

-Dos años ya de primaveras árabes y, observando a los países que las protagonizaron, ¿podría pensarse que hubo más ilusión que resultados?

-Creo que las cosas no están peor que antes. Los procesos de transición son complejos y siempre llamo la atención sobre lo que fue la transición en España. Y lo hago porque, en países como Egipto o Túnez, se sigue con bastante detalle lo que fue la transición española.

-¿Cuáles son las similitudes con España?

-Vemos un fenómeno que podríamos llamar de desencanto, como ocurrió también en España antes del 23-F, esa idea de que «con Franco se vivía mejor» que podía existir; la emergencia de una gran cantidad de partidos, muchos de los cuales no representan más que a cuatro o cinco militantes que después se fusionan con otros; y otro elemento que se da en cualquier transición: al final son los más organizados los que asumen las riendas del poder. En las primaveras árabes la ilusión puede venir de la noción de que fueron los blogueros, los medios de comunicación virtuales, los que al final desencadenaron todo. Y no es cierto.

-Pero de no haber redes sociales, Internet ¿habría ocurrido igual?

-Se tiene la idea de que la primavera árabe fue un producto espontáneo que surgió a partir de una mecha, que serían las nuevas formas de comunicación. Pero eso no es del todo correcto: es cierto que nadie supo prever ni el momento ni el lugar. Pero también es cierto que las condiciones estaban dadas y que, en cualquier momento, podía pasar algo. La predicción política cada vez se parece más a la sismología: sabes que, en una determinada zona, hay riesgo sísmico, pero no puedes determinar cuándo, dónde y con qué intensidad se producirá el terremoto.

eduardo lópez busquets director general de casa árabe

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«La predicción política se parece a la sismología»