«La gente se vuelca más con trabajo y menos con dinero»

nacho mirás SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOÁN A. SOLER

El desfile del día 14 y el rastro solidario del 22 de diciembre centran la campaña navideña de un colectivo que se moja

02 dic 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Juntos Podemos sigue fiel a los principios con los que nació: ser una campaña de acción, ni una fundación, ni una asociación. «Eso supone un beneficio en cuanto a agilidad y burocracia -dice su coordinadora, María Castro Gigirey (Santiago, 1972)- pero, al mismo tiempo, dependemos de otras asociaciones que ya tienen montada su estructura y aprovechamos sus sinergias». Tan simple como echar una mano.

-¿Cómo ha ido evolucionando la campaña desde que nació, en el 2009?

-Notas, sobre todo, que la necesidad es muchísima más y la recaudación muchísima menos. Pero las ayudas en producto, material o tiempo aumentan. La gente se vuelca más con su trabajo y menos con el dinero.

-¿Se puede hablar de un colectivo tipo al que presten ayuda?

-Empezamos más con el Albergue San Francisco porque era lo que más conocíamos y porque ya no solo acoge a personas sin techo, sino a familias que han empezado a llegar pidiendo ayuda. Hoy, las familias tienen un volumen enorme en un albergue que no fue creado para esa función. Nosotros nos volcamos con las familias del albergue y con Vagalume. E intentamos poner en marcha el voluntariado en el Cottolengo, en la residencia de San Marcos... en sectores que, a lo mejor, no ves tan carentes en lo que se refiere a necesidades materiales, pero sí de afecto y de trabajo del voluntariado. En San Marcos son doscientos ancianos muy bien atendidos por muy pocas personas. Y los voluntarios aportan su cariño, si tiempo, su compañía. En el Cottolengo quisieron llevar este año a las chicas a la playa, pero no tenían suficiente gente para ayudar. Eso es, a veces, más importante que el dinero. Hay que pensar además que la línea es muy fina, que cualquiera podemos acabar un día en una necesidad extrema. Tenemos gente como una persona que fue profesora mía en el instituto y ahora nos pide ayuda.