Una pequeña carga policial termina con un detenido en Santiago

Un sindicalista ha sido detenido por agredir a un policía en el polígono del Tambre. Amplio seguimiento de la huelga en locales del Ensanche y del casco histórico


Después de una noche de cierta tranquilidad en Santiago, en la que la huelga del 14-N tan solo se notó en los cierres de locales y pubs nocturnos por los piquetes y la quema de un contenedor en Vista Alegre, la tensión se elevó ya a primera hora en los accesos al polígono del Tambre. A las 08.00 horas y tras una pequeña carga policial, los sindicatos denuncian que se produjo la primera detención de la huelga en Galicia. Según fuentes de la Policía Nacional de Santiago, el detenido habría agredido a un agente aunque él, en una conversación con La Voz, lo ha negado todo. El sindicalista fue trasladado a la comisaría compostelana de la avenida Rodrigo De Padrón.

En la entrada a este polígono se han producido, además, importantes retenciones de tráfico ante la presencia de piquetes. Castrosúa, empresa de fabricación de autobuses urbanos, ha amanecido cerrada mientras que en Finsa la actividad es escasa. Otras firmas compostelanas que también han parado son Televés y la papelera de Brandía.

En Santiago algunas sucursales bancarias también han amanecido con las puertas taponadas, lo que ha obligado a retrasar su apertura. Los sindicatos también apuntan a un amplio seguimiento en el transporte urbano.

A las 10.00 horas, y con la apertura de los comercios, Nacho Mirás informa que en el Ensanche, un amplio piquete con más de 200 miembros de la CIG y CC.OO. recorrieron la céntrica calle General Pardiñas al grito de «hai que pechar». Tras protestar también delante del Carrefour, se trasladaron a la calle Alfredo Brañas donde se produjo un enfrentamiento con la dueña de una tienda. En la librería Follas Novas, situada en lo alto de la cuesta de la Camelia, varios sindicalistas intentaron en vano su cierre.

En el casco histórico, y tal y como informa Xurxo Melchor, el cierre es masivo. En la rúa do Franco no hay ningún local abierto mientras que en la rúa do Vilar sólo han abierto una sombrerería y tres tiendas de recuerdos. Los locales de hostelería también amanecen cerrados.

Horas después de iniciada la marcha, la Federación Gallega de Comercio hizo un primer balance de la incidencia en el comercio compostelano. Según datos de las 11.00 horas, en Santiago el paro de los establecimientos ha sido masivo y así, a primera hora, la casi totalidad de las tiendas cerraron.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Una pequeña carga policial termina con un detenido en Santiago