Emuvissa desaparece en medio de la polémica sobre su utilidad

Los grupos aprobaron la incorporación del personal al Concello


Santiago / la voz

En una Xunta Administrativa Extraordinaria de la empresa Emuvissa se acordó, con los votos en contra de los representantes de la oposición, la disolución de la Empresa Municipal de Vivenda e Solo. En la misma reunión, esta vez por unanimidad, se aceptó que todos los trabajadores de la empresa pasen a formar parte del personal municipal.

La concejala de Urbanismo, María Pardo, agradeció a la oposición que aceptase la solución aportada para los catorce trabajadores y criticó la postura de los sindicatos que, según la edila, rechazan esta incorporación. Pardo apuntó que los trabajadores se integrarán en Planeamento y destacó la valía profesional de todos ellos. Los trabajadores accedieron a sus puestos por una convocatoria pública con una comisión de selección en la que estaban representados todos los grupos municipales.

La disolución de Emuvissa no será efectiva hasta dentro de algo más de un mes, ya que aún será necesario formalizar el acuerdo ante el notario y, tras un mes de exposición pública, someterlo al pleno.

Rubén Cela, del BNG, negó el argumento del gobierno local en el sentido de que Emuvissa ya no tiene función por la situación de crisis. Cela sostiene que, precisamente por este mismo argumento, Emuvissa es la empresa que puede seguir facilitando el acceso a la vivienda protegida. Apuntó que la vía correcta habría sido la de reorientar del trabajo de Emuvissa ante la situación actual.

Por su parte, el concejal socialista Xosé Sánchez Bugallo fue más duro. Definió el cierre como «político e ideológico» y aseguró que la decisión estaba tomada «desde o día que o PP tomou posesión». Insistió en que, desde la llegada del PP al gobierno «non se construíu nada novo, polo que Emuvissa rematou o 1 de xullo do 2011».

Dijo que, dentro de unos años, tendrá que hacerse balance del nuevo sistema de gestión del suelo para ver los resultados. Ante las palabras de la edila de Urbanismo de que hay 7.000 viviendas vacías en Santiago, Bugallo quiso aclarar que están en el casco histórico y en el Ensanche y recordó que «as actuacións de Emuvissa realizáronse sempre co obxectivo de trenzar ou coser o casco urbano, completar espazos baleiros no medio e resolver discontinuidades».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Emuvissa desaparece en medio de la polémica sobre su utilidad