Europa renueva votos con el Camino sobre el que se formó

Marcelino Oreja llama al reencuentro para hacer frente a la crisis


santiago / la voz

Sin más fastos que los necesarios, Santiago conmemoró ayer la declaración del Camino como Primer Itinerario Cultural Europeo. Y la celebración se centró en la palabra, en los análisis, los recuerdos y también los deseos de algunas de las personas que, con su dedicación, consiguieron que la Ruta Jacobea sea lo que hoy es.

El alcalde, Ángel Currás, fue el guía de una caminata simbólica que, partiendo de la Porta do Camiño, llegó al corazón de Compostela a paso bastante apurado, por cierto, para tratarse de una peregrinación. El gran invitado de la comitiva fue el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjern Jagland, acompañado en el paseo por el conselleiro de Cultura, Jesús Vázquez, o el ex secretario general del Consejo de Europa, Marcelino Oreja, entre otros.

Los ilustres peregrinos, a los que se sumaron los expresidentes de la Xunta Gerardo Fernández Albor y Fernando González Laxe, la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, o el ex alcalde de Santiago Xerardo Estévez, entre otros, fueron recibidos en el Obradoiro por el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, que antecedió al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. Amenazaba lluvia y los discursos se trasladaron al Salón Noble del Ayuntamiento. Thorbjern Jagland dijo que la declaración de Santiago como Primer Itinerario Cultural Europeo «fue el punto de partida de la gran aventura que llegaría a inspirar el programa de rutas culturales europeas», de las cuales existen en la actualidad veinticuatro. Y destacó de qué manera la historia y la cultura europeas son parte viva de nuestro patrimonio «y revelan que la coexistencia pacífica es posible a través de la colaboración cultural».

Ángel Currás puso la plaza del Obradoiro «a disposición del Consejo de Europa» y recordó que en este punto desemboca «un camino y el camino europeo por antonomasia».

Unir, no separar

Alberto Núñez Feijoo afirmó en su intervención que la defensa de lo propio «no se hace separando, sino uniendo» y señaló que en Galicia «somos reacios a fronteras materiales y espirituales». Para Feijoo, por el Camino de Santiago «el peregrino toma conciencia de que juntos se camina mejor, de que juntos se superan mejor los obstáculos, se llega antes a la meta compostelana».

De nuevo en el Obradoiro, la Banda Municipal de Santiago interpretó el Himno de Europa, justo antes de que Feijoo, Jagland y Currás izaran la bandera común. Los niños del colegio López Ferreiro soltaron un grupo de palomas que simbolizaron en el cielo compostelano la paz entre los pueblos europeos.

Necesidad de reencuentro

Por la tarde, con la capilla Real del Hostal como escenario, Marcelino Oreja pronunció una conferencia en la que dijo que la declaración realizada hace veinticinco años «mantiene hoy toda su vigencia y es preciso enlazar su contenido con los Caminos de Santiago tan bellamente descritos en esa joya que es el Códice Calixtino».

En referencia al nefasto momento económico actual, dijo que «el Camino de Europa nos obliga a reflexionar la causa principal de los males que nos aquejan, el origen verdadero de las situaciones que estamos atravesando, el por qué hemos llegado a la crisis que actualmente padecemos». Y parafraseó a Juan Pablo II mostrando su deseo de que «Europa vuelva a encontrarse, que reviva sus fundamentos, que recupere sus valores».

Los actos de conmemoración de la declaración de 1987 se cerraron a las nueve de la noche en el Auditorio de Galicia con un concierto extraordinario de la Real Filharmonía de Galicia, dirigida por Paul Daniel.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Europa renueva votos con el Camino sobre el que se formó