«La nueva ley es insuficiente, seguimos sin derecho a paro»

Xurxo Melchor
xurxo melchor SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

SANDRA ALONSO

Reclaman el fin de las internas y que se reconozcan sus enfermedades

23 sep 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Desde su constitución en el 2004, la Asociación de Empregadas de Fogar Xiara de Santiago ha estado presidida por Carmela Casal Ruibal (Rois, 1951). Los recientes cambios legislativos aprobados para el sector, que obligan a que todas estas trabajadoras estén contratadas y coticen a la Seguridad Social, son para ella «un avance» pero algo «insuficiente» porque consideran que será difícil hacer cumplir la ley si no se hacen inspecciones en los hogares.

-El sector de las empleadas del hogar estaba un poco desmadrado, ¿por eso nació Xiara?

-Llevaba desmadrado toda la vida. Yo nací en una aldea y allí la gente más humilde mandaba a sus hijas a servir, como se decía antes, y siempre las explotaron. Eran trabajadoras esclavas. Venía para una casa una rapaza con catorce o quince años, interna, que le daban de comer las sobras, le ponían un mandilón, la vestían y la calzaban, la metían en un cuartiño en la cocina con un catre y punto. Y trabajaban día y noche, porque si había personas mayores enfermas, o niños, quien se levantaba era ella.

-La situación ha cambiado, pero aún siguen ustedes explotadas...

-Ha cambiado en el sentido de que más personas, ante la necesidad de conciliar su vida familiar y su trabajo, necesitan a una persona que haga el trabajo de la casa. Pero el resto tampoco cambió tanto. Sigue habiendo mucha gente que piensa que la empleada del hogar es una pobre diablo que va a su casa a ganar unas pesetas y que marcha y ya está.