El Parlamento agradece a la USC su hospitalidad durante casi siete años

La Voz

SANTIAGO

Álvaro Ballesteros

Mañana se cumplen 30 años del traslado de la cámara autonómica desde su primera sede provisional, en el Pazo de Xelmírez, hasta Fonseca

29 jun 2012 . Actualizado a las 14:52 h.

Como epílogo a los actos organizados para conmemorar el 30 aniversario del Parlamento gallego, la cámara autonómica ha descubierto una placa en el Pazo de Fonseca, en Santiago. Mañana se cumplen tres décadas del traslado del Parlamento desde su primera sede provisional, en el Pazo de Xelmírez, a este emblemático edificio universitario, donde el 30 de junio de 1982 se celebró allí el primer pleno de la cámara. En ese lugar estuvo ubicado durante más de seis años más, hasta el 21 de febrero de 1989.

Con este acto, la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, quiere dejar testimonio del agradecimiento de la Cámara a la Universidade de Santiago, como anfitriona del poder legislativo gallego durante más de seis años, hasta que entró en servicio la sede definitiva y actual, el Pazo do Hórreo.

Ante diputados y portavoces actuales y de aquella época, el rector de la USC, Juan Casares se ha referido a los muchos recuerdos y «momentos históricos» que impregnan las paredes del salón artesonado donde se celebraban los plenos de las primeras legislaturas autonómicas. Recordó que también la actual sede, el Pazo do Hórreo, construido a principios del siglo XX, fue inicialmente un edificio universitario, ya que fue destinado a albergar la facultad de Veterinaria. Después fue un cuartel militar antes de acoger definitivamente el Parlamento gallego, que, con la instalación de la placa en Fonseca, remata la celebración de su trigésimo aniversario.