Padrón lleva más de dos años esperando por la máquina del Sintrom

El centro de salud la solicitó en el 2009 y le fue concedida, pero el aparato no llegó pese a que el Concello también la pidió


padrón / la voz

El centro de salud de Padrón lleva más de dos años esperando por un coagulómetro, más conocido como máquina del Sintrom. El pleno del Ayuntamiento aprobó hace un año, a instancias del entonces gobierno bipartito, una moción para instar al Sergas a dotar el centro médico con este instrumento pero, a día de hoy, aún no lo tiene. En la última sesión ordinaria del pleno del Concello, fue el grupo socialista el que preguntó al gobierno local qué pasa con este tema, una vez que, según informaciones del PSOE, estaba previsto que la máquina del Sintrom llegara a Padrón en el primer semestre de este año.

Lo cierto es que el centro de salud solicitó el aparato dentro del programa de objetivos del año 2009 cuando, además, desde el Sergas se le comunicó que estaba previsto hacer la dotación en septiembre de ese ejercicio, por el que el retraso es de más de dos años.

Así, los pacientes del centro médico de Padrón que reciben este tratamiento se ven obligados a ir a la consulta a primera hora de la mañana- en torno a las ocho y media- para que les hagan la extracción de sangre que, posteriormente, es enviada a analizar a Santiago. Los resultados del hospital Clínico llegan por ordenador ese mismo día, pero a partir de las dos de la tarde, hora a la que deben volver los pacientes al centro de salud, cuatro horas después de la primera vez, por lo que el sistema no es el más cómodo.

En cambio, con la máquina del Sintrom, el resultado se da casi en el momento. Por ello, más de un paciente fue en las últimas semanas al despacho del alcalde de Padrón a pedir a Antonio Fernández Angueira que haga las gestiones necesarias para lograr que la Consellería de Sanidade conceda la máquina del Sintrom a Padrón, de la que si disponen otros centros de salud de municipios próximos, como el de Rois, que tiene la mitad de población.

Grupo de trabajo

Además de ser un sistema más cómodo para controlar los niveles de coagulación de la sangre, algún paciente también apunta el hecho de que, en su caso, es «moi difícil» hacerle el pinchazo en la vena necesario para extraer el sangre, por lo que consideran que la máquina es una necesidad.

Desde el Sergas confirman que no hay fecha para llevar el aparato al centro de salud, una vez que en estos momentos hay creado un «grupo de traballo» que está « revisando, actualizando e homoxenizando» criterios y están a la espera de ver las «conclusións» a las que llegan, según explican desde el Servizo Galego de Saúde.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Padrón lleva más de dos años esperando por la máquina del Sintrom