El noveno, de Conde Roa¿Volverá el alcalde a su sueldo actual?


santiago / la voz

Se acabó el engorro de añadir la coletilla «en funciones» o «electo» (mejor que electo, previsible) a los principales personajes del Concello. Entre abrazos, discursos, refrescos austeros, presencia de las primeras autoridades y anuncios de reducción de sueldo cayó el telón del octavo mandato democrático. Toca gestionar ya el noveno.

Hacer un equipo de gobierno encierra muchas complicaciones y al hacedor no le queda otra que acertar. No es confeccionar un equipo de fútbol, en donde el entrenador tiene la posibilidad de cambiar de esquema y de puestos de una jornada para otra. Pregúntenselo a Lotina, que se fue del Deportivo sin haber llegado a encontrar el equipo ideal.

Conde Roa ha tanteado, ha hecho esquemas, los ha rehecho, ha puesto, ha quitado y ha llegado a las puertas del pleno de toma de posesión con algunas dudas mortales en su cabeza. Sabe que no podrá cambiar de alineación cada dos por tres y que lo más lógico es que las crisis de gobierno solo estén generadas por la marcha de un edil.

A veces las bombillas se encienden en el momento más inesperado. Uno se acuerda del primer gobierno en el que Xerardo Estévez obtuvo la mayoría absoluta. El ex alcalde ya tenía la alineación hecha y se la había comunicado a sus hombres. Este redactor erró en un pronóstico clave, el de tráfico y seguridad ciudadana, al asignárselo a un concejal nuevo, Xosé Sánchez Bugallo.

Estévez ya le había adjudicado esa área a Carlos Nieves. Pero al leer la noticia inmediatamente mudó de opinión y se la endosó al hasta anteayer alcalde en funciones. Si fuese hace tres siglos este cronista acudiría embozado a Raxoi. Todavía hoy Bugallo ni olvida ni perdona la faena, según le apunta de vez en cuando a este cronista, aunque prefiere tamizar su venganza en el cedazo del sentido del humor.

Y es que el tráfico siempre ha estado enfundado en una fama terrible, como si fuese la bicha del equipo gobernante. Ello se debe a que habitualmente se sobreimprimía en el envenenado regalo la palabra «irresoluble». Visto así, suena a reto, y el que logra sacarle algo de partido se merece ya buena nota.

Bugallo ostentó dos veces esta cartera y, curiosamente, aterrizó en la alcaldía. Esa alcaldía que acaba de traspasarle a Gerardo Conde en un cuadro que a algunos les recuerda la entrega de las llaves de Breda. Solo que en la capitulación de esa plaza holandesa los jefes contrincantes se llevaban mucho mejor.

Herencia

Si las previsiones no se salen de cauce, el heredero del tráfico y de la seguridad va a ser Albino Vázquez. Pero es más prudente aguardar a la rúbrica de Gerardo Conde para darlo por hecho. Albino parecía predestinado al urbanismo, que exploró por mil sitios como integrante de la oposición. Pero ahora está en el poder, y ahí la mujer del César además de ser honesta tiene que parecerlo mucho.

Hay otra nota de color en el esbozo del futuro gobierno: ¿Por qué el personal del PP huye de los festejos? Algo extraño, teniendo en cuenta que personajes como Chicho Losa, Santiago Mayo o Xosé Baqueiro disfrutaron de su trabajo. Hombre, lo pirotécnico quema y hay programas festivos que acaban en sonoras bofetadas, garantizadas por una política de austeridad. Y, encima, el Apóstol lanzando amarras. Mire por donde, Conde Roa ofreció parcelas de gestión a los demás grupos. Baqueiro recobró su escaño... Y proclamó al alcalde.

Baqueiro ocupará el asiento de Leiceaga. El exedil de Facenda es un lujo en una corporación, está contrastado, pero las dedicaciones exclusivas están muy caras e iba a quedarse a dos velas. Pese a todo, esperaba un nihil obstat municipal de Pachi Vázquez porque simplemente estar en Raxoi es marcar un territorio con vistas. Su frustración se la han leído todos en su rostro contraído.

Conde Roa dijo en su discurso de toma de posesión que ocho años es tiempo suficiente para cumplir su proyecto. Sánchez Bugallo asegura que no. Vamos a ver en qué acaba ese desafío, si los votos lo permiten. También anunció el nuevo alcalde que se bajará el sueldo un 3%, y que si cumple objetivos recuperará ese porcentaje. De lo contrario, lo reducirá aún más. ¿Quién es el árbitro?

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El noveno, de Conde Roa¿Volverá el alcalde a su sueldo actual?