Las cinco mentes del futuro

No basta la inteligencia para resolver los problemas que cada día nos presentan las noticias


El pasado día 11 la Fundación Príncipe de Asturias concedía a Howard Gardner el premio en la modalidad de Ciencias Sociales: «El jurado ha valorado especialmente su solidez académica, su compromiso social y ético con la mejora del sistema educativo, su apuesta por la excelencia, su relevante proyección internacional y su importante producción científica de la máxima calidad».

Pero, a juicio de Howard Gardner, no basta conocer la estructura de las diversas inteligencias que ha propugnado desde 1983. Es necesario que la escuela eduque a sus alumnos en las actitudes y habilidades para que, utilizando esas inteligencias, los alumnos puedan lograr una mentalidad de servicio a la sociedad y contribuir a su progreso y bienestar.

1. La mente disciplinada

«Si el individuo no cuenta en su haber con al menos una disciplina, está destinado a seguir el paso que le marquen los demás».

Nada importante se puede conseguir si no se logra una preparación rigurosa, un estudio disciplinado del oficio que uno pueda desempeñar. Nos recuerda en su libro Las cinco mentes del futuro que, desde muy pequeño, tomaba notas y apuntaba minuciosamente cuanto podría interesarle en su especialidad: «Aun así, después de hacer mi carrera, tardé 10 años en sentirme psicólogo y hablar como tal».

2. La mente sintética

«La capacidad de sintetizar, tan valiosa en el pasado, es aún más decisiva a medida que la información se acumula e incrementa a ritmos vertiginosos».

Todo trabajo bien hecho necesita síntesis, ya que es imprescindible escuchar muchas opiniones si uno quiere mantenerse al día en su profesión. Toda síntesis requiere saber recoger diversos datos y decidir con claridad qué es lo más importante en cada situación.

3. La mente creativa

«Presentar nuevas ideas, plantear preguntas con las que no estamos familiarizados, invocar nuevas formas de pensar, llegar a respuestas imprevistas».

El ordenador nos gana en acumulación de datos y en sistemas para organizarlos, pero la chispa creativa va más allá. En principio, el libro Frames of Mind parecía una síntesis. Pero ahora se puede comprobar su creatividad porque ha roto con sistemas anclados.

4. La mente respetuosa

«En un mundo en que todo está interrelacionado, la intolerancia o la falta de respeto han dejado de ser una opción».

Nadie puede permanecer encerrado en sus ideas ni poner fronteras a diferentes modos de ver y sentir. Si te quedas solo, te pasará lo que afirmaba Benjamin Franklin: «Debemos mantenernos unidos o, a buen seguro, nos colgarán a cada uno por separado».

5. La mente ética

«Los individuos sin ética crearán un mundo desprovisto de trabajadores decentes y ciudadanos responsables: ninguno de nosotros querrá vivir en ese planeta».

No se trata solo de respetar a los demás, sino de servir a fines que van más allá de los intereses personales. Pensar en los demás, ponerse en su lugar, es la base ética de nuestra actuación en la sociedad.

PARA SABER MÁS

H. Gardner. «Las cinco mentes del futuro». Ed. Paidós, 2008.

H. Gardner, premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (12/5/2010): http://www.prensaescuela.es/web/noticiadia/noticiadeldia.php

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Las cinco mentes del futuro