Los autónomos españoles apuestan por las redes sociales

Nueve de cada diez trabajadores por cuenta propia que utilizan Internet recurren a Facebook o Twitter. El certificado digital y el e-comercio siguen siendo las asignaturas pendientes, según el informe de Fundetec.


Cinco de cada diez trabajadores autónomos españoles no dispone de equipamiento informático en el desempeño de su labor profesional. Esta cifra es la cruz de una situación que, sin embargo, es más optimista y que indica la modernización que están experimentando los trabajadores por cuenta propia.

La Fundación Fundetec ha elaborado por tercer año consecutivo un informe anual para plasmar la radiografía tecnológica de un sector que aunque está disminuyendo en los últimos años, sigue siendo clave para la Economía española.

La cara de esta situación la ponen las redes sociales: casi nueve de cada diez trabajadores autónomos con acceso a Internet conocen su existencia y un 37% la utilizan para promocionar su negocio; la más usada es Facebook (80%), seguida a mucha distancia por Twitter (20%) y Linkedin (8%).

También destaca que las plataformas basadas en código abierto, es decir, el Software libre, va tomando posiciones y los trabajadores empiezan a confiar en ellas como una alternativa económica para facilitar el día a día. Uno de cada cuatro autónomos tiene soluciones en código abierto, principalmente de comunicación, de ofimática y, en tercer lugar, empresariales. Y todos ellos reconocen estar satisfechos con estos productos.

Los autónomos acostumbrados a las TIC valoran las mejoras en la gestión (49%), claramente por delante del aumento de la calidad del servicio a los clientes (12%) y el aumento de la productividad (12%).

Por sectores

Lógicamente, no se actúa igual en todas las actividades profesionales y hay algunas que ya tradicionalmente se han mostrado más abiertas a la hora de incorporar las nuevas tecnologías. En general, el informe revela que existe un nivel de informatización bajo en los sectores de hostelería y de transportes y comunicaciones, mientras que es superior en los de actividades financieras, seguros e inmobiliarias, el de actividades profesionales, científicas, salud y servicios y el de industria.

¿Y qué hay de Internet? Uno de cada cuatro autónomos informatizados no tiene acceso a la Red; y entre los que la tienen, son mayoría los que se conectan a una red fija. Solo el 7% se conecta a través del dispositivo móvil. Además, el 36% con acceso a Internet tienen también página web, que la utilizan para captar clientes, hacer publicidad y ofrecer información de sus productos y servicios.

Con estas cifras, «resulta imprescindible conseguir que este colectivo tome conciencia de la necesidad de integrar las TIC en sus negocios, para que adquieran los niveles de productividad y competitividad necesarios para poder sobrevivir en la situación económica actual», explica Alfonso Arbaiza, director general de Fundetec. Y es que la razón de ser de esta fundación sin ánimo de lucro es precisamente fomentar la Sociedad de la Información en España, a través de iniciativas que favorezcan el acceso de los ciudadanos y las empresas a las TIC.

Utilidades

Equipamiento y medios aparte, hay dos aspectos clave en la relación entre la tecnología y la empresa. Una es la identidad y administración electrónica y otra el comercio en línea. Y estas sí que son la gran asignatura pendiente del trabajador autónomo en España.

La mitad de los encuestados que dispone de algún dispositivo informático desconoce la existencia del certificado digital, uno de cada tres lo conocen pero no lo han utilizado, y solo el 14% realiza trámites burocráticos mediante su firma digital.

Igual de pesimistas son las cifras del comercio electrónico realizado desde los trabajadores autónomos. Solo uno de cada diez vende algún producto o servicio por este canal, mientras que uno de cada cuatro autónomos (29%) compra de esta manera a sus proveedores (y la mayoría lo hace desde hace al menos un año).

¿Y cuál es su opinión de estas cifras? Reconocen que si no se toman medidas cuanto antes «muchos autónomos podrían perder definitivamente la carrera de su incorporación a la sociedad de la Información». Lo dice Sebastián Reyna, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), quien reconoce que la evolución tecnológica de este sector es más lenta que en otros pero que ve en la tecnología «un objetivo imprescindible para avanzar en la salida de la crisis».

También Elena Melgar, vicepresidenta de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) ve a las TIC como una «herramienta para mejorar la competitividad» del colectivo autónomo, en un momento delicado, «con una constante pérdida de actividad económica».

El año pasado estaban registrados en España más de tres millones de profesionales inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, casi 92.000 menos que en el mismo período de 2009, continuando así la tendencia a la baja que ya se registró en el 2008.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los autónomos españoles apuestan por las redes sociales