¿Juegas o aprovechas el tiempo?

Es un error creer que a partir de una edad las actividades lúdicas son innecesarias


La madre de Raúl se ha animado a jugar con su hijo preadolescente una partida de tenis en la Wii. «Venga, hijo, tú sacas. Prepárate porque estoy dispuesta a darte una paliza. Por cierto, ¿has colgado la toalla mojada? Sí, sí, ya sé, ahora me toca tirar a mí. Espero que cuando vaya a tu habitación no parezca una cuadra. Vale, vale, no quiero ser pesada pero ya sabes que el otro día nos prometiste a tu padre y a mí... ¿Pero por qué te vas?, ¿no estábamos jugando? Nada, que estás en la edad del pavo y no hay quien te aguante».

Aunque cueste creerlo, incluso en la adolescencia a los hijos les gusta jugar con sus padres, competir con ellos, demostrarles lo que saben, que son capaces de ganarles. Pero, claro, se tienen que dar las circunstancias adecuadas para que se cree un ambiente lúdico, de disfrute y relajación. Y a veces son los propios padres los que rompen la magia del momento...

Maite Garaigordobil, psicóloga y gran experta en este tema, considera que existen siete características que definen una situación de juego:

1. Placer. En el juego la satisfacción tiene que estar asegurada. Es el placer de expresar emociones, de imaginar, de crear o de destruir, de compartir, de ganar, de hacer lo prohibido?

2. Libertad. Se juega porque sí, porque apetece, sin imposiciones. Si se convierte en rutina u obligación, pierde todo su sentido.

3. Acción. El juego es sinónimo de vivencia, implicación, participación y emoción. Es la actitud activa de mirar, tocar, descubrir, pensar?

4. Ficción. Moverse entre la realidad y la fantasía, en el juego, es posible. Un niño tímido y temeroso puede convertirse en un atrevido y apuesto superhéroe.

5. Seriedad. Los niños, cuando construyen un castillo de arena o visten a la muñeca, se ponen serios. Ponen todo su empeño para lograr un objetivo. Así reconocen los propios límites y adquieren confianza.

6. Esfuerzo. Si el juego es demasiado fácil, no tiene ninguna gracia. Para completar un puzle, para hacer piruetas con el monopatín o para ganar una partida de cartas se necesita concentración, perseverancia y paciencia. ¡Y que no te dejen ganar, claro!

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags

¿Juegas o aprovechas el tiempo?