Piden cuatro años para un ribeirense por corrupción de menores y exhibicionismo

la voz

La sala compostelana de la Audiencia provincial de Fontiñas juzgará mañana a un vecino de Ribeira, para quien el fiscal pide sendas penas de tres años y nueve meses de prisión, por un lado, y de cinco meses, por otro, como supuesto autor de un delito continuado de corrupción de menores y otro de exhibicionismo. El ministerio público solicita que se tenga en cuenta la circunstancia agravante de reincidencia.

El acusado ya fue condenado en el año 2005 a dieciocho meses por corrupción de menores, pero la pena fue suspendida durante tres años con la condición de que no delinquiese y se sometiese a un programa de reeducación. Sin embargo, a finales del mismo año fue sorprendido cuando «con ánimo libidinoso -señala el informe del fiscal- envió material de pornografía infantil» desde su dirección de correo electrónico a un menor de edad con el que había contactado en un chat del colegio denominado Pequeños grandes amigos.

Noventa fotos

Lo que le hizo llegar fueron varios vídeos y hasta 90 fotos en los que aparecían niños menores de trece años «realizando actos de naturaleza sexual con personas mayores de edad». También sostiene el ministerio público que llegó a contactar visualmente con el chico a través de una cámara web «masturbándose ante él». La policía encontró en su casa material pornográfico infantil, tanto en su disco duro como en cuatro cedés y once deuvedés. El acusado fue incapacitado por el juzgado de Ribeira en el 2007. «Practicada pericial médico forense -dice el fiscal- se determinó que padece un trastorno generalizado del desarrollo de la personalidad y un déficit intelectual en el límite» aunque no tiene anuladas las capacidades volitiva e intelectiva.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Piden cuatro años para un ribeirense por corrupción de menores y exhibicionismo