Budistas de la comunidad zen y católicos se unen en un rito religioso por la paz con motivo del año santo


Miembros de la comunidad budista zen Izefa de Japón participó ayer con el Arzobispado de Santiago en una ceremonia interreligiosa por la paz, que acogió ritos de ambas creencias. En San Martín Pinario los budistas llevaron a cabo su ofrenda del té, por la que, «a través de un rito de preparación y de oración, ofrecieron a Dios esta bebida oriental», explicó Daniel Lorenzo, canónigo de la catedral. Después de la ofrenda, los católicos dieron paso a su liturgia, con la lectura de las sagradas escrituras, realizando un «gesto de paz» en el que utilizaron flores para que «fuera comprensible para la mentalidad oriental», anadió Lorenzo. Tras la celebración, se trasladaron a la catedral para observar la puesta en marcha del Botafumeiro.

Esta ceremonia se realizó a petición de los propios monjes budistas, quienes la solicitaron este año santo para cuando concluyeran varios tramos del Camino Francés.

El canónigo aseguró que la comunión entre ambas creencias es posible gracias a la «inexistencia de dogmas» en la comunidad zen, entendiendo que su modo de rezar es una «técnica que incluso los católicos pueden practicar».

Votación
0 votos

Budistas de la comunidad zen y católicos se unen en un rito religioso por la paz con motivo del año santo