«Los directores no deciden, trabajamos en colaboración»

Concha Pino

SANTIAGO

Crítico con la situación musical en centroeuropa, dice que le encanta la Real Filharmonía, «es un paraíso»

28 ene 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

El director titular de la Orquesta Nacional de Porto, Christoph König, dirige esta noche a la Real Filharmonía de Galicia en el concierto de abono del Auditorio. El maestro nacido en la ciudad alemana de Dresde vuelve a estar al frente de la Filharmonía, una orquesta con la que le gusta mucho trabajar, «aunque casi tengo reparo en decirlo, porque cuando dices que todo es positivo suena a falso, pero en este caso es cierto, me encanta esta orquesta».

-¿Quizá porque es joven y muy dispuesta a trabajar?

-Por lo que conozco, la jerarquía de las orquestas españolas funciona al revés, porque como Santiago es una ciudad no demasiado grande no se espera que haya una orquesta de tanta calidad. En cambio, en Madrid se espera que sean más buenas, y esta es mejor. Los músicos son tan abiertos y tienen tanta humildad, que el trabajo es más positivo. Es un paraíso.

-¿Cómo es su experiencia en Porto, es diferente trabajar al sur europeo?

-No, no creo que se deban establecer comparaciones entre Norte y Sur, Este o Oeste, porque en todo caso dependen más de la situación política, cultural, la que vive la zona o de la historia de la orquesta. Como ejemplo puedo decir que acabo de dirigir una orquesta de un país que no quiero decir cual es, de habla alemana, que no es muy famosa, pero sí conocida. Y no es muy buena, con la mitad de profesionalidad que la de aquí. O el hecho de que cuando diriges una orquesta española notas que los metales, sobre todo las trompas, y las maderas y todos los vientos, son excelentes. Y a veces en el centro de Europa baja la calidad solo por los metales, ya nos hemos acostumbrado a tener problemas con las trompas.