Las cadenas acaparan a los clientes en la primera jornada de rebajas

Los comerciantes creen que los grandes descuentos previos restarán fuerza a la campaña de este año


Las bajas temperaturas y la amenaza de nieve benefició a los comerciantes del Centro Comercial Área Central, según comentó su gerente, Juan Carlos Losada, que «prefieren un sitio seguro y resguardado» para hacer las compras con cierta comodidad. El área comercial de Fontiñas al igual que el Ensanche acapararon prácticamente todo el movimiento comercial del primer día de las rebajas y, más concretamente, las cadenas textiles se hicieron con la mayoría de los clientes entre los que había muchos jóvenes. En el otro lado de la jornada estuvo el casco histórico, donde el ambiente comercial fue muy flojo durante todo el día y, ya por la tarde, casi paralizado.

Las largas colas ante las cajas de los establecimientos de las cadenas de textil de moda juvenil fueron espectaculares desde primera hora de la mañana hasta media tarde. En alguno de los establecimientos del Ensanche, las colas de clientes ante la caja ocupaba gran parte del establecimiento. Ni siquiera la nieve evitó que los jóvenes siguieran buscando la ganga del día. Los descuentos, como estaba previsto oscilaron entre el 20% y el 70% dependiendo del producto y de la cadena.

Otras tiendas como Bimba y Lola, Misako y Viriato lograron arrancar clientes a las grandes cadenas y, en determinadas horas del día llegaron a registrar avalancha de compradores.

Los portavoces de los comerciantes coincidían ayer en que las rebajas de los días previos a la primera jornada restarán fuerza a la campaña. Vicente López, de Acotes, comentó que la vigilancia de la Xunta este año no fue estricta, «porque dada la situación del comercio no podían ponerse multas encima. No era el momento de sancionar a nadie». La treta de algunos comercios de no utilizar la palabra rebaja no es excusa para este comerciante, que recordó que «no puede rebajarse el precio de todos los productos del comercio. Aunque no pongas rebajas, son rebajas encubiertas».

Por otro lado, Vicente López considera que estas rebajas deberían «funcionar bien, por que en época de crisis la gente espera para comprar, pero hay que unos días para ver que pasa realmente».

Juan Carlos Losada de Área Central aseguró que la campaña de Navidad permitió salvar un año que tenía una caída acumulada de entre el 6% y 7%. Considera que los comercios atractivos «están funcionando muy bien». Juan Carlos Losada apuntó que los Outlet de Verino y Purificación García son «dos atractivos para el centro», que esperaba recibir a cien mil personas entre ayer jueves y el próximo domingo, primero de las rebajas. Se espera que, aquellos que empezaron los descuentos antes y que ayer tuvieron un día flojo de ventas, arranquen durante el fin de semana con la visita de clientela de las comarcas cercanas a Santiago.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Las cadenas acaparan a los clientes en la primera jornada de rebajas