Una avería electrónica impidió un mejor fin de semana para el piloto santiagués Luis Penido


Luis Penido sigue aspirando al título absoluto de turismos en montaña después de su participación en la Subida al Iroite, penúltima prueba del campeonato gallego. Penido fue séptimo de la general y ganó el grupo A. Una avería electrónica limitó las prestaciones del piloto santiagués en Noia, localidad que acogió esta carrera calificada con coeficiente ocho, es decir, el máximo existente. Un total de cuarenta coches se dieron cita en la capital del Barbanza para afrontar una cuesta que llegaba a su edición número nueve.

El líder del apartado de turismos y ya campeón del grupo A en el presente ejercicio, buscaba reeditar las primeras plazas en carrozadas logradas este año en las citas de Poio, Cerdedo y A Bola. Pero esta vez un fallo en la electrónica del coche limitó la evolución del Lancer EVO VI, que no pudo luchar contra su principal rival, el coruñés Manuel Senra.

«Fue una verdadera pena, pues estábamos en condiciones de volver a ganar el apartado de turismos. Pero una avería nos hizo correr mucho para contrarrestar ese fallo. Pese a todo, conseguimos meternos séptimos absolutos, segundos en turismos y volver a ganar el grupo A. Cabanelas, al no hacerse Armenteira, será una subida decisiva», declar Penido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una avería electrónica impidió un mejor fin de semana para el piloto santiagués Luis Penido