Las Anpas amenazan con no abrir a inicios del próximo curso los comedores escolares


Las Asociacións de nais e pais (Anpas) de los colegios públicos López Ferreiro, Raíña Fabiola y Roxos-Villestro ven difícil poder abrir el comedor escolar el 11 de septiembre, tal como ordena la reciente normativa de la Consellería de Educación. Y en otros centros de la ciudad que ofrecerán el servicio, igualmente gestionado por estas entidades -los de Sar, Monte dos Postes, Fontiñas, Pío XII, Lamas de Abade y Santiago Apóstolo- también podrían tener problemas para que funcione en los inicios del curso y valoran en estos momentos si lo podrán ofrecer, según se manifestó ayer en la presentación de la federación municipal de Anpas de Santiago, recién constituida.

Nerea Valenzuela, del Pío XII, es la presidenta de la entidad. En el acto intervinieron también Sesi Barcia, del López Ferreiro; Francisco Macías, del Raíña Fabiola; y Alba Nogueira, de Roxos-Villestro, que presentaron un documento con las demandas principales de estas asociaciones para gestionar ante las administraciones competentes. La federación se constituyó para solicitar diálogo y apoyo, pues se sienten abandonadas, y marginadas respecto a otras ciudades e incluso municipios próximos.

Los representantes de las Anpas fueron muy duros con el Concello: las competencias sobre los colegios están repartidas entre varias concejalías, como Educación, Deportes, Servizos Sociais y Tráfico, sin coordinación, y resultan muy complejas las gestiones. Pusieron como ejemplo una familia del López Ferreiro: se le pidió una ayuda de comedor, por sus escasos recursos, y se la concedieron aún estos días, por lo que van a devolverle el dinero ya que durante el curso abonó el servicio; o las dificultades para resolver el conflicto de la seguridad vial en el Raíña Fabiola, por la demora en responder desde el Concello: «tardaron uns dous meses para unha reunión desde que se lle solicitou», dijo Macías. Otras veces la Xunta y el Concello no se ponen de acuerdo y las demoras son desesperantes para asociaciones que gestionan servicios con voluntarismo y sin profesionalidad. Además, tardan en convocarse las ayudas. Y en actividades extraescolares valoran que municipios limítrofes como Ames o Teo ofrecen más prestaciones a los colegios que el de Santiago, sobre todo para favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral en períodos de vacaciones.

Evolución «a peor»

La federación propone que las administraciones profesionalicen las atenciones a los comedores, actividades extraescolares, madrugadores y otros servicios que ahora asumen las Anpas con escasos medios y sin apoyo. Además, exigen una mejora de infraestructuras de los centros más antiguos, dotación de más medios y nuevas tecnologías, más personal, y mejora de la seguridad vial.

«O labor de mantemento ordinario por parte do Concello está moi abandonado, levando a situacións de deterioro que poderían terse atallado con intervencións máis prematuras», señalan. Afirman que en los últimos mandatos municipales la actuación en educación se deterioró, y el actual es el peor de todos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Las Anpas amenazan con no abrir a inicios del próximo curso los comedores escolares