El túnel del Hórreo y el nuevo acceso al Tambre se licitarán en el primer trimestre


La construcción de la nueva depuradora que sustituirá a la de Silvouta se licitará en el primer semestre del 2008. Es el compromiso que mantiene el Ministerio de Medio Ambiente con el Ayuntamiento, según indicó ayer el alcalde, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, al hacer balance del cumplimiento de las obligaciones de Madrid con la ciudad, con ocasión del cierre del año. Un balance satisfactorio para el regidor, según expuso él mismo, porque «todos os proxectos nos que levamos tempo traballando se van resolvendo», como los colectores del Sar, del que anteayer se licitó el tramo entre Pontepedriña y Silvouta por casi treinta millones de euros. El otro tramo, desde San Lázaro a Pontepedriña, ya está en obras. La sustitución de la depuradora será la tercera fase del programa de mejora de las infraestructuras de saneamiento comprometido en 1995, con una inversión conjunta que entonces se estimaba en más de 31 millones y que ahora rondará los cien. La cuantía final está pendiente de la elección del modelo de depuradora, pues la diferencia de coste va de los 45 a los 62 millones.

Pero no será esta la única obra que se adjudicará a lo largo del primer semestre del 2008. Para entonces lo estará también el túnel del Hórreo, después de que el Consejo de Ministros autorizase ayer al Ministerio de Fomento a licitar la obra por 30,26 millones de euros. La previsión es que las obras se liciten en enero y arranquen en el verano, afirma Bugallo, quien anunció también ayer el compromiso del departamento que dirige Magdalena Álvarez de que las obras para la ampliación del puente de acceso al polígono do Tambre y la dotación del tercer carril del periférico entre esa área industrial y San Lázaro se licitarán en el primer trimestre. A estas actuaciones suma Bugallo la construcción de la nueva terminal del aeropuerto, ya adjudicada y que supondrá la inversión de 120 millones.

Pese a los retrasos históricos de alguna de estas actuaciones, el alcalde sostiene que el hecho de que la resolución de sus proyectos coincidan ahora no es fruto de la casualidad, «senón do traballo desenvolvido polo goberno municipal». Del paquete de demoras se salva la obra del aeropuerto, que se ha adelantado sobre la programación inicial. No es así el caso de las restantes actuaciones, aunque en el caso de las obras de saneamiento Bugallo las achaca a los «oito anos» en que el Gobierno central «os tivo nun caixón» cuando gobernó el PP, hasta que la ministra socialista Cristina Narbona recuperó ese compromiso. Otra cuestión es la del túnel del Hórreo, previsto también desde la década de los 90. En este caso, Bugallo asumió la responsabilidad del rechazo municipal del proyecto que planteó Fomento en el 2000, al formular un paso más reducido que limitaba las comunicaciones del Ensanche y la estación ferroviaria. El proyecto, pero ya con la versión actual, se plasmó de nuevo en un convenio del 2005, el mismo que programó el recién abierto cuarto giro de Cornes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El túnel del Hórreo y el nuevo acceso al Tambre se licitarán en el primer trimestre