El emprendedor xalleiro empezó el negocio experimentado en su propio coche


El interés por los nuevos carburantes y los sistemas de modificaciones de los motores diésel llevó un buen día a este emprendedor xalleiro del sector de la automoción a efectuar sus propias pruebas con su coche, un Volkswagen Golf de la tercera serie. «Recoñezco que ao principio xurdíanme certas dúbidas porque só a bomba do motor ten un custo elevado», pero rápidamente se disiparon.

Realizando una media de 70 kilómetros diarios, el primer año obtuvo un ahorro de 1.200 euros cuando adquiría el aceite vegetal o de colza, a un precio por litro de 0,58 céntimos. «Ese primeiro aforro permitiume pagar as vacacións, agora a 0,80 céntimos que me sae o litro suponme un aforro de 600 euros anuais, e con 60.000 kilómetros enriba, a bomba de inxección non tivo ningún problema».

Al mismo tiempo que Manuel Amigo realizaba la modificación del motor diésel de su coche, todos los avances los fue exponiendo en la web: 1autochovil.fiestras.com. Gracias precisamente a Internet, sus socios catalanes de Ecoengin tuvieron conocimiento de una actividad que ellos mismos estaban desarrollando mediante pruebas, a través de la modificación realizada en un motor diésel de un Citroën Saxo, tal y como señala Manuel Amigo. «A partir de aí establecemos contacto para homologar e legalizar as modificacións dos motores e o uso de aceite vexetal en vez de gasoil». La empresa Constantino Amigo garantiza el pleno funcionamiento de los motores.

Votación
2 votos

El emprendedor xalleiro empezó el negocio experimentado en su propio coche