Fomento licita el colector de Sar, un proyecto acordado hace trece años

La Voz

SANTIAGO

21 dic 2007 . Actualizado a las 02:00 h.

El pasado día 19 de mayo de 1995 el alcalde Xerardo Estévez y la secretaria de Estado de Medio Ambiente, Cristina Narbona, firmaron en el palacio de Raxoi un convenio para construir los colectores generales de San Lázaro a Pontepedriña y de Pontepedriña a Silvouta, además de otras actuaciones encaminadas al saneamiento integral de la ciudad. El proyecto de los colectores estaría redactado en septiembre de 1995. Ayer fue licitado el tramo entre Pontepedriña y Silvouta, por un importe de 29,9 millones de euros.

Narbona abandonó el cargo y los sucesivos responsables de Medio Ambiente, bajo el mandato de José María Aznar, obviaron el convenio y abandonaron los proyectos a su suerte. Una década después Cristina Narbona, ya como ministra, los rescató del olvido, y uno de los tramos (San Lázaro-Pontepedriña) está en obras, no sin grandes dificultades para su puesta en marcha.

Su ejecución no es menos compleja, y requiere un total de 34 meses. Es decir, prácticamente tres años.

La obra que sale ahora a concurso lo hace casi trece años después de la rúbrica del acuerdo, pero el tiempo que se invertirá en la intervención es mayor que en el del tramo de San Lázaro-Pontepedriña: 42 meses. Pero a estos tres años y medio hay que sumar el tiempo de la licitación y adjudicación de los trabajos. Y la conclusión del procedimiento expropiatorio.