Los parlamentarios gallegos exigen en su cafetería hasta 13 variedades de alcohol de alta graduación


Brandi convencional y reserva, ginebra, ron, ponche, vermú, whisky nacional y de importación, aguardiente normal y de hierbas, anís y dos licores: el uno dulce y el otro de café. Todo eso deberá ofertar, «como mínimo», la empresa responsable del bar del Parlamento de Galicia. Tendrá que hacerlo porque así lo establece una de las cláusulas del pliego de normas reguladoras de un concurso público recién convocado para adjudicar la gestión de la cafetería del recinto durante 24 meses ampliables a 48. El documento, fechado a 12 de noviembre, lo suscribe la Mesa de la Cámara, órgano que componen los socialistas Pablo López y Dolores Villarino, los populares Jaime Pita y José Manuel Baltar, y la nacionalista Tereixa Paz.

En la citada compilación de reglas, sus señorías determinan que la carta de la cantina del pazo do Hórreo incluirá, como poco, 11 variedades de bebidas calientes (chocolate, café con leche condensada, infusiones...), o sea, dos menos que clases de alcohol de alta graduación. Y también advierten que jamás habrán de pagar más de 75 céntimos por un agua mineral, más de 80 por un cruasán y más de 115 por una lata de cerveza, por ejemplo.

En un guiño a los sectores productivos de la comunidad, repasando la memoria de prescripciones se intuye una especie de apuesta por enxebrizar el comedor. «Na elaboración dos menús, o adxudicatario utilizará alimentos de primeira calidade, procurando ademais o emprego de produtos de tempada e galegos. [...] Ofertará unha completa carta de viños de distintas denominacións de orixe e crianzas, na que figurarán necesariamente brancos e tintos galegos», puede leerse en otro pasaje.

Comidas a seis euros

La compañía que gane la puja por este contrato no abonará el recibo de la luz ni el del agua. Además, percibirá anualmente 120.000 euros procedentes de la caja parlamentaria, en concepto de «compensación» por fijar precios contenidos. Así, los usuarios del establecimiento podrán comer, por un máximo de 6,80 euros, el menú del día o bien optar por otro «especial, superior en calidade e variedade ao anterior», que costará 11,99, a lo sumo.

Las empresas aspirantes disponen hasta el 12 de diciembre para formular sus ofertas ante los responsables del hemiciclo autónomo. Vencerá aquella que menores tarifas se comprometa a cobrar (40% de los puntos en juego), la que anuncie mayor calidad de servicio (50%) y la que se brinde a implantar mejoras no definidas (10%).

Los empleados de la concesionaria abrirán las instalaciones, de 158 metros cuadrados, de 8.30 a 20.00 horas, salvo en verano (menos tiempo) y cuando los debates se prolonguen en exceso (más). Serán cinco o más: tres camareros, un chef y un auxiliar. Y quedarán obligados a prestar «a debida corrección no trato aos usuarios, uniformados e gardando sempre a máxima pulcritude».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los parlamentarios gallegos exigen en su cafetería hasta 13 variedades de alcohol de alta graduación