La Ascensión se volcó con los niños y los mayores

Crónica | Las celebraciones llegan hoy a su fin con un festival de corales en O Toural En Amio se degustaron 1.200 kilos de pulpo, 900 de carne o caldeiro y 600 de patatas servidos por 47 camareros de la pulpería Veloso de Ponte Ulla


santiago

FESTA DOS MAIORES.La nave central del recinto ferial de Amio cambió su aspecto para acoger a los 2.500 comensales que participaron en la comida anual dedicada a las personas mayores.DESFILE DA PRIMAVERA.Catorce carrozas adornadas con motivos primaverales recorrieron la pequeña distancia entre la avenida de A Coruña y la rúa da Senra para terminar en el paseo de la Alameda.?a Ascensión tocará hoy a su fin, después de seis días de celebraciones pensadas para satisfacer y convencer al público de todas las edades. El fin de fiesta lo pondrán las corales en el praza do Toural, donde actuarán hoy a partir de las ocho de la tarde. En el festival se contará con los grupos de La Salle, Alfaia, Polifónica Amigos de Compostela y la de Lavacolla.Los mayores tuvieron ayer su día grande con la celebración de la Festa dos Maiores en Amio. El recinto ferial cambió las jaulas para el ganado por tableros y sillas, lo que permitió convertir la nave central en una gran restaurante con música en directo incluida. Los 47 camareros contratados para el evento por la pulpería Ventoso de Ponte Ulla pusieron desde el día anterior la mesa para 2.500 personas. Fuera del recinto, bajo una carpa, los cocineros prepararon el menú desde muy temprano y, por suerte para ellos, el tiempo, algo más fresco que en días pasados, permitió que los preparativos fueran llevaderos. Mientras Mela Casal y Gloria Ferreiro intentaban hacerse oír por encima del bullicio general, los comensales apuraron ya los trozos de las doscientas empanadas que se sirvieron a modo de entrante. No faltó el vino en la mesa. Ventoso llevó al recinto 6.000 botellas «pero han de sobrar, que non se bebe tanto». Mela y Gloria recibieron al alcalde que ofreció unas brevísimas palabras, en las que sólo agradeció la presencia de tantos vecinos y a los que deseó una buena comida. Los camareros sirvieron hasta 1.200 kilos de pulpo, novecientos kilos de carne o caldeiro y seiscientos kilos de patatas. El postre, que se sirvió en 800 bandejas, fue tarta de Santiago y larpeira de Ponte Ulla. La música de la orquesta Solara permitió demostrar a más de un concejal de la corporación sus dotes para el baile, aunque los auténticos maestros volvieron a ser sin ninguna duda nuestros mayores.Festa da PrimaveraCuando la comida de los mayores estaba ya terminada, las carrozas de la Festa da Primavera comenzaron su desfile desde la avenida de A Coruña en dirección a Juan Carlos I y A Senra, donde se lanzaron serpentinas y confetis emulando las fiestas de otras latitudes más cálidas. La fiesta se cerró con la actuación de Gisela, que contó con un público variado en el que los niños y jóvenes fueron mayoría. Una vez más, como ya ocurriera con La Quinta Estación, los padres acompañados de sus hijos disfrutaron de la actuación de la cantante seleccionada por Disney para ser la voz de las canciones de las películas Peter Pan , La Bella y la Bestia y, más recientemente, Pérez, el ratoncito de mis sueños . Gisela interpretó las canciones de su último disco Ni te lo imaginas , que intercaló con algunas de las melodías de la factoría Disney.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Ascensión se volcó con los niños y los mayores