«El latino es impulsivo, histriónico y lo baila todo»

Entrevista | Martha Franco La fundadora del festival de ritmos del mundo Move'm Culta&Danza que ayer se abrió al público, enseñará hoy a bailar danzas colombianas


a. f. | santiago

Nacida en Colombia, Martha Franco se formó en danza oriental en Berkley (California), es especialista en danzas colombianas y en la danza del vientre, y fundó en Santiago el Centro Gaira, que puso en marcha hace cuatro años el Move'm Cult&Danza.-¿No le parece algo chocante esa trayectoria o es sólo cosa de tiempos de globalización? -Sí lo es. Yo nací en Colombia, después me fui a hacer un máster a Berkley, donde descubrí la danza oriental con una profesora griega. Luego, por circunstancias de la vida, terminé en Santiago. Y como siempre había estado en la danza, y puesto que no encontraba salida para el márketing, de repente pensé ¿por qué no dar clases de danza? Empecé a hacerlo como una manera de ocuparme, y ahora es una forma de vida. -¿Pero una latina bailando la danza del vientre no me diga que no es algo más raro? -Es más raro, pero no imposible. Para muestra aquí estamos. -¿Es fácil ser emigrante y desear bailar, a pesar de todo? -Pues sí, porque los latinos bailamos todo. -¿En cualquier circunstancia y lugar? -Los latinos son muy histriónicos, muy impulsivos y necesitan sacar esto por un algún lado. Normalmente es por la danza y por el canto. -¿Es la danza, por tanto, la mejor terapia para curar almas cándidas, descarriadas o en pena? -Yo en siete años de trabajo he podido ver gente que llega deprimida y que poco a poco se va sintiendo mejor. Creo que la danza en sí es terapéutica, cualquier movimiento es terapéutico, como la música. Si estás en contacto con tu cuerpo, algo tiene que cambiar. Desde luego que es posible. -¿Quien fue antes para usted, la danza colombiana o la árabe con sus vientres? -Yo comencé en mi país danzando con grupos folclóricos. Pasó que donde yo encontré mucha satisfacción a nivel personal fue practicando la danza oriental. Las danzas colombianas las enseño en festivales como para abrir un espacio de divulgación de mi cultura. -¿Existe un punto de conexión entre lo oriental y lo latino en la danza? -Yo creo que hay un punto de conexión en todo el movimiento. Da igual si lo interpretas como música latinoamericana o si lo haces con música oriental. De hecho se podrá ver una mezcla de esto en el espectáculo Mirar Dentro que presentaré el día 13 en el Festival. En esa propuesta pretendo poner en escena precisamente lo que yo consigo, que es el movimiento, de donde yo me alimento. -¿Qué es lo que ha pretendido poniendo en marcha el festival Move'm Cult&Danza? -Tratar de abrir un espacio en el que las culturas se divulguen a través de cualquier expresión artística. Puede serlo la cocina o la caligrafía. Por eso tenemos ritual de té o una muestra gastronómica y arte con el papel. Se trata de buscar cualquier forma divertida de acercarse a otra cultura. -¿Se apunta mucha gente a esta forma divertida de acercarse a las culturas? -Cada vez vamos teniendo más gente. También nos ayuda que cada vez tengamos más divulgación.Centro de Vite.

Votación
0 votos

«El latino es impulsivo, histriónico y lo baila todo»