Inglaterra encuentra una goleada

Kane, con un «hat trick», supera a Ronaldo y Lukaku en la clasificación de goleadores, después de que Panamá sufriera una pesadilla abalón parado


Inglaterra difícilmente recordará un partido tan cómodo como el que disputó ante Panamá y que acabó con un resultado de tenis, un 6-1, histórico. Más que por la goleada, porque el tanto de Felipe Baloy es el primero que marcan los canaleros en una fase final de un Mundial. Y como tal lo celebró su afición, que disfruta de la experiencia como en aquel chiste que contaba Eugenio sobre lo bien que se lo pasaba un jugador de póker, a pesar de no ganar.

El resultado es tan concluyente como escasamente indicativo para Inglaterra a la hora de sacar conclusiones. Si acaso, para ajustar mejor atrás, porque Panamá tuvo más de una oportunidad, aparte de la del gol. La primera del partido fue suya, en el minuto cuatro. Godoy le pegó mal al balón, con todo a favor, dentro del área.

A balón parado

Justo a continuación llegó el primer córner de partido para los ingleses. Y el central Stones cabeceó solo, cerca del punto de penalti, sin nadie que le hiciese sombra en un radio de más de un metro. Todos se alejaron del central y nadie lo marcó. Las acciones a balón parado fueron un filón para Inglaterra y una pesadilla para Panamá.

El segundo tanto llegó de penalti. Pareció más claro el de Boateng para Alemania ante Suecia un día antes. Pero en este caso el árbitro no dudó. Y el VAR ratificó su apreciación.

El tercero fue el único fabricado en jugada, con una gran finalización de Lingard, buscando la escuadra de Penedo. El cuarto nació en una falta lateral. Panamá vio pasar el balón de un lado a otro y viceversa, Sterling remató y Stones cazó el rechace. Y el quinto fue otra vez para Kane, desde los once metros.

Más que buscar la goleada, Inglaterra se la encontró. A la conclusión del encuentro, el propio Southgate reconocía que le había dejado mejores sensaciones el ajustado y sufrido triunfo de la primera jornada frente a Túnez.

La segunda parte careció de historia. Los discípulos de Soutghate se dejaron llevar por la corriente, algo difícil de ver en un equipo inglés. Los goles llegaron con tal facilidad que el sexto, el tercero de Kane, llevó la firma involuntaria del ariete. Desvió sin pretenderlo un chut de Loftus-Cheek. Con este hat trick se sitúa al frente de la tabla de goleadores del Mundial, con cinco dianas. A continuación aparecen Cristiano Ronaldo y Lukaku, cada uno con cuatro. Soutgathe aprovechó la coyuntura para dosificar esfuerzos y repartir minutos, al tiempo que sus jugadores levantaban el pie del acelerador.

Lo mejor que le pudo pasar al partido es que Panamá buscó ese gol histórico que al final consiguió Felipe Baloy, al rematar una falta lateral en difícil escorzo. Remató muy solo dentro del área, pero no era fácil engatillar. Fue una autoría con valor añadido, ya que Baloy, que tiene 37 años y debutó en la selección hace 18, dirá adiós al combinado nacional canalero en este Mundial con un legado al que ha puesto la guinda más deseada.

 Southgate: «Queremos seguir progresando» 

El seleccionador de Inglaterra, Gareth Southgate, pidió a sus hinchas que valoren el 6-1 que, por mucho que el rival fuera Panamá, un debutante en la Copa del Mundo. «Hay mucha presión y los chicos lo han llevado muy bien», indicó tras la mayor goleada de Inglaterra en la historia de los Mundiales. «Hoy lo celebraremos y mañana ya prepararemos el siguiente partido. Queremos mantener el momento y seguir progresando como equipo», agregó Southgate después de consiguió el billete para los octavos de final tras dos victorias, por lo que se jugará el liderato del grupo en la última jornada frente a Bélgica, que también ganó sus dos primeros partidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Inglaterra encuentra una goleada