Gallegos en el recuncho

Xurxo Fernández Fernández
Xurxo Fernández REDACCIÓN

RUSIA 2018

JOSE JORDAN | AFP

Lucas Vázquez suplió a Aspas, que arrancó el partido en su esquina habitual en el Celta enfrentado a Ricardo Rodríguez

04 jun 2018 . Actualizado a las 15:45 h.

Uno de Moaña, uno de Crecente y otro de Curtis. Todos haciendo patria en una esquina. Concretamente, en la que se decidió el duelo. La historia del primer encuentro amistoso para los elegidos de Lopetegui se puede contar mirando a la parte alta del carril derecho, según atacaban Iago Aspas y Lucas Vázquez, o a la parte baja del izquierdo, según defendía Ricardo Rodríguez.

Todo sucedió en los alrededores, incluso antes de que arrancara el partido. Porque allí introdujo Lopetegui su gran novedad, alineando al jugador del Celta en la posición donde normalmente se desenvuelve en Vigo. El técnico solventó así la ausencia de Busquets. Cambió un centrocampista con gastroenteritis por un segundo delantero y aprovechó la versatilidad del portador del 17 para dejarle césped libre a Diego Costa, como el que encuentra Maxi Gómez en Balaídos.

El moañés ensanchó el campo en ocasiones, y en otras tiró diagonales buscando el área. Pocas veces apreciaron los centrocampistas esos desmarques de ruptura. Tampoco los de Costa, que reclamó atención con aspavientos. Las carreras de Aspas no fueron del todo estériles, sin embargo, porque a su espalda se coló varias veces Odriozola y la profundidad del lateral encontró premio.