Gallegos en el recuncho

Lucas Vázquez suplió a Aspas, que arrancó el partido en su esquina habitual en el Celta enfrentado a Ricardo Rodríguez

.

Redacción

Uno de Moaña, uno de Crecente y otro de Curtis. Todos haciendo patria en una esquina. Concretamente, en la que se decidió el duelo. La historia del primer encuentro amistoso para los elegidos de Lopetegui se puede contar mirando a la parte alta del carril derecho, según atacaban Iago Aspas y Lucas Vázquez, o a la parte baja del izquierdo, según defendía Ricardo Rodríguez.

Todo sucedió en los alrededores, incluso antes de que arrancara el partido. Porque allí introdujo Lopetegui su gran novedad, alineando al jugador del Celta en la posición donde normalmente se desenvuelve en Vigo. El técnico solventó así la ausencia de Busquets. Cambió un centrocampista con gastroenteritis por un segundo delantero y aprovechó la versatilidad del portador del 17 para dejarle césped libre a Diego Costa, como el que encuentra Maxi Gómez en Balaídos.

El moañés ensanchó el campo en ocasiones, y en otras tiró diagonales buscando el área. Pocas veces apreciaron los centrocampistas esos desmarques de ruptura. Tampoco los de Costa, que reclamó atención con aspavientos. Las carreras de Aspas no fueron del todo estériles, sin embargo, porque a su espalda se coló varias veces Odriozola y la profundidad del lateral encontró premio.

También hizo diana el carrilero suizo de padre crecentense. Ricardo Rodríguez aprovechó la pifia de David De Gea arrimándose lo suficiente al área pequeña como para empujar a la red el rechace del portero. Para entonces ya no estaba Aspas en el campo. Lucas Vázquez ocupaba su sitio.

El de Curtis contribuyó decisivamente a reanimar el duelo para los locales, que acusaron el 1-1. La multitud de cambios no ayudaban a meter a España en el partido, pero el extremo del Real Madrid se rebeló, como de costumbre, contra la monotonía. Se confirmó como recurso excepcional frente a rivales acantonados de estilo suizo, y de esos habrá unos cuantos en Rusia. En pocos jugadores va a encontrar Lopetegui un repertorio tan amplio como en Lucas, capaz de la genialidad con la que regaló el gol a Rodrigo. El del 11 enlazó en la frontal un taconazo y una espuela para que el punta pudiese fallar solo ante el portero. Minuto 82. Imposible que fuera a suceder nada mejor, ahí mereció morir el partido. En la esquina de los gallegos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Gallegos en el recuncho