Patrocinado por:

El águila que no se llevó el niño

Redacción LA VOZ

OCIO@

Una publicación norteamericana descubre los fallos de la famosa grabación

20 dic 2012 . Actualizado a las 17:32 h.

Tarde soleada. Sale a dar un paseo con su bebé por un tranquilo parque del barrio. El crío yace sentado sobre el césped. Usted le da la espalda un instante y cuando se vuelve, se lo encuentra volando enganchado por las garras de un poderoso águila. Esta pesadilla, una escena más propia de la mitología griega o de El Señor de los Anillos que de una tarde de diciembre del 2012 en un parque de Montreal (Canadá), se ha convertido en un bombazo en las redes sociales.

Sin embargo, NewStatesman no ha tardado en desvelar que el vídeo se trata de un montaje, como ya sospechaban un gran número de internautas mientras compartían la pieza por la red. NewStatesman ha estudiado la grabación, frame a frame, en busca de fallos para echar la historia abajo. Y, a tenor de la multitud de pruebas que expone, parece que lo ha conseguido.

Los movimientos del águila y de su carga, en este caso el bebé, son antinaturales. También parece que las sombras evidencian un fallo en el supuesto montaje. Además, el vídeo se vende como si el animal fuese un águila dorada, pero los expertos califican de improbable que este tipo de ave se acerque hasta los parques de Montreal.

Para los más crédulos, por si fuese insuficiente, Alex Hern, autor de la pieza, ha detectado que la cuenta de Youtube desde la que se subió la grabación reúne todas las características de las cuentas fakes o falsas.