¿Se puede comunicar un despido a un trabajador a través del correo electrónico?

IGNACIO E. ALÉN HERMIDA

RED

MABEL RODRÍGUEZ

El uso de este medio para comunicar el fin de una relación laboral es improcedente, tal y como reflejó el Supremo en una sentencia el pasado mes de junio

12 dic 2022 . Actualizado a las 11:22 h.

El correo electrónico es una herramienta fundamental en el ámbito del trabajo y está presente en prácticamente todas las profesiones. De hecho, pese a ser uno de los formatos más antiguos del universo digital, todavía no ha sido desbancado por ninguna otra tecnología, ni tan siquiera los servicios de mensajería instantánea han conseguido acabar con su uso. Esto se debe, en parte, a que el email tiene la cualidad de dejar reflejado su contenido y nos sirve como un archivo en el trabajo, y se pueden adjuntar todo tipo de documentos, abrir hilos y enlazar sitios web. Recientemente, hemos leído que el multimillonario Elon Musk ha tomado la decisión de comunicar el despido a trabajadores de la empresa Twitter vía correo electrónico. Esta práctica es válida en Estados Unidos, pero surge la pregunta de si podría hacerse en España.

El artículo 55.1 del Estatuto de los Trabajadores establece que el empresario debe notificar el despido por escrito, haciendo constar los hechos que lo motivan. Para que la extinción contractual sea válida, el empresario deberá dotar de validez esa decisión notificando al trabajador por escrito a través de la carta de despido, detallando la fecha de efecto de este y los argumentos que lo motivan, ya sea mediante la entrega física directa o mediante el envío de un burofax que permita tener constancia fehaciente de la recepción por parte del trabajador.

El Tribunal Supremo, en sentencia de 7 de junio de 2022, dejó claro los contenidos que deben constar en la carta de despido a un trabajador: dar a conocer los hechos que se imputan y que justifican la decisión; ofrecer la posibilidad al trabajador de impugnar, evitando así cualquier tipo de indefensión; establecer los términos de la controversia judicial; y fijar el momento a partir del cual cuenta el plazo de para poder reclamar. Por lo tanto, despedir a un trabajador vía correo electrónico, sería considerado como un despido improcedente, pues no se cumpliría el requisito esencial de comunicarlo por escrito.

¿Puede tu jefe espiar tu correo electrónico y los mensajes que mandas a través de las redes sociales?

La Voz

La semana pasada el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sentaba un precedente y advertía a todos los trabajadores. A partir de ahora, los jefes tienen carta blanca para espiar -y de manera legal- las comunicaciones que sus empleados realizan a través del correo electrónico, pero también en redes sociales como Facebook o WhatsApp.

El histórico fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos se produjo después de que un ingeniero rumano fuera despedido por su empresa al ser cazado enviando mensajes con contenido privado a su novia y su hermano durante las horas de trabajo y utilizando el programa Yahoo Messenger desde un dispositivo propiedad de la empresa.

Seguir leyendo