Ricos más ricos en un país con 7.000 nuevos millonarios al año

Las 25 familias más adineradas de Portugal suman un patrimonio de 18.800 millones de euros, que suponen el 10,5 % del PIB nacional


Vigo / La Voz

La riqueza crece en un mundo cada vez más desigual y, en pleno desperece de la férrea austeridad impuesta por sus rescatadores (FMI, UE y BCE), Portugal acrecienta su brecha social, con más millonarios hoy que hace un año. Esta es una de las conclusiones del Informe Global de la Riqueza publicado en noviembre del 2017 por Credit Suisse. Los números que arroja este estudio revelan que Portugal tenía al cierre del pasado año 7.000 nuevos millonarios (titulares de un patrimonio superior a un millón de dólares, lo que equivale a algo más de 850.000 euros).

«Con estos 7.000 nuevos ricos, la cifra total se eleva a 68.000, lo que significa un 11,5 % más que en el año 2016, un número que tenderá a crecer», indica el informe.

El banco suizo también dice que Portugal es, en general, un país más adinerado, pese a las grandes diferencias entre ricos y pobres. El dato revelado dice que la fortuna acumulada por los vecinos lusos está valorada en 750.000 millones de dólares, una suma que se traduce en un incremento del 7 % respecto al año pasado.

El informe Global Wealth 2017 también sostiene que la riqueza media de los portugueses es de menos de 100.000 euros, una cantidad similar a la que atribuyen a la República Checa y Eslovenia.

El banco suizo prevé que en los próximos cinco años no va a parar de aumentar el número de millonarios en Portugal. Según sus estimaciones, en el horizonte del 2022, alrededor de 77.000 portugueses deberían estar en posesión de una fortuna valorada en los 100.000 dólares estadounidenses.

Mientras, las 25 mayores fortunas en Portugal siguen siendo las mismas de la última década (o sus sucesores), pero con patrimonios cada vez más elevados que, al cierre del 2017, sumaban 18.800 millones de euros, según una investigación publicada recientemente por la revista lusa Exame.

Es el cuarto año consecutivo que crecen estas fortunas (sumaban 15.000 millones en el 2016; 14.700 millones de euros en el 2015, y 14.300 millones en el 2014).

Esto quiere decir que estamos ante el mayor crecimiento anual de la riqueza de los portugueses más adinerados, con un incremento en los últimos 12 meses de casi 4.000 millones. Su riqueza equivale ahora al 10 % del PIB nacional de Portugal. El año pasado representaba el 8,3 %.

La mayoría de los nombres son bien conocidos en España.

La familia Amorim es la más rica de Portugal. Con la muerte reciente del patriarca, Américo Amorim, su fortuna pasa ahora a los herederos, las tres hijas del empresario del corcho: Paula, Marta y Luisa Amorim.

Exame publica en esta edición un artículo sobre cómo va a ser dividido el imperio de Américo Amorim. Su patrimonio se evaluó este año en 3.800 millones de euros, el mayor valor desde el año 2014, gracias en buena medida a la revalorización de su negocio en Galp y a ser el líder mundial en la producción de corcho.

Otro gigante, el grupo Soares dos Santos, ganó 500 millones más que el año pasado. La lideresa de Jerónimo Martins vio aumentar su fortuna a más de 2.500 millones (frente a los 2.000 millones que reflejaba el estudio anterior), gracias a la apreciación de las acciones de la dueña de la cadena de supermercados l Pingo Doce (el Mercadona portugués) y de Biedronka en Polonia.

La familia Guimarães de Mello se mantiene defendiendo su estatus entre las más adineradas del país. En el último ejercicio ha visto cómo el valor de su fortuna se ha incrementado de 1.200 a 1.470 millones al calor de las inversiones que ha realizado en las sociedades San José de Mello, Brisa, CUF y Efacec.

Belmiro de Azevedo, el que en otro tiempo fuera el hombre más rico del país, se mantiene en una discreta posición del ránking, con una fortuna bursátil que creció más de 150 millones, hasta 1.310 millones de euros al cierre del 2017.

Pero además de ricos nacionales, Portugal se está convirtiendo también en un territorio en el que la presencia de fortunas extranjeras es cada vez más numerosa. Y no es por casualidad.

también extranjeros

¿Qué es lo que ha llevado a la cantante Madonna, al imán Aga Kahn IV o al actor John Malkovich a instalarse en Portugal? La facilidad para conseguir la residencia o visado dorado (golden visa) es el principal incentivo que muchos millonarios están aprovechando para establecerse en el país vecino. «Si se es ciudadano no comunitario y se inicia una actividad empresarial con al menos un millón de euros de inversión, automáticamente se concede este permiso», explica el despacho de abogados Telles de Abreu, con delegaciones en Lisboa y Oporto. «También se puede conseguir a través de fincas raíz, invirtiendo a partir de 350.000 euros en zonas de rehabilitación urbana, o de 500.000 euros en el resto», aclaran.

Desde el 2009, este régimen especial permite que los residentes no habituales paguen un tipo único del 20 % sobre todos sus ingresos obtenidos en suelo luso, con independencia del montante alcanzado. Esto permite que una renta alta pague un tipo similar al que abona una renta baja. Pero esta ventaja es apenas el comienzo. Y es que, además, todos los ingresos percibidos del extranjero están exentos de tributar, de manera que dichas rentas no están sujetas al pago del impuesto sobre la renta.

En el horizonte del año 2020, alrededor de 77.000 portugueses deberían de estar en posesión de una fortuna de más de 100.00 euros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ricos más ricos en un país con 7.000 nuevos millonarios al año