Mi hermana

Claudia Casas

RELATOS DE VERÁN

03 ago 2022 . Actualizado a las 16:05 h.

Cuando mi hermana estaba triste se ponía los cascos y escuchaba música que la hiciese llorar hasta quedarse dormida, así que supongo que por eso estoy viendo las noticias, que no hacen otra cosa que hablar de su muerte.

Imágenes del accidente de coche, pequeños trozos de alguna entrevista que hizo... Pero las cámaras se centran más en los ojos hinchados de mi sobrina Amelia, que acaricia la espalda de su padre que, abusando del amor fraternal, llora desconsoladamente sobre su hombro.

Amelia tiene 11 años, la misma edad en la que yo empecé a creerme adulta y que podía hacer lo que quisiera, y eso fue matando la debilidad que mi hermana sentía por mí hasta romper nuestra relación.