Historia miliciana

Vicente Castro

RELATOS DE VERÁN

01 ago 2022 . Actualizado a las 10:24 h.

Amanecía a orillas del río Té cuando, el 2 o 3 de enero, no recuerdo bien, iba camino de Rianxo para embarcar en la motora El Cambeses con rumbo a Vilagarcía, en cuya Comandancia Militar de Marina estaba citado, junto con los demás quintos del primer reemplazo de 1964 adscritos a ella, para la incorporación a filas.

En coche o andando, solos o acompañados (de las novias, quiero decir), los otros quintos fueron llegando también. Unos cuarenta en total.

Y después de que nos identificaran y dotaran de acreditación para el viaje, dieron a cada uno un bocata y una botella de agua que tomamos en el atrio, por llamarle de algún modo al espacio exterior inmediato a la puerta principal, de pie o sentados por allí.