Buenas sensaciones ante una Alemania que fue un digno rival

Javier Lavandeira

QATAR 2022

Alberto Estevez | EFE

28 nov 2022 . Actualizado a las 12:45 h.

España responde con buenas sensaciones ante una Alemania muy exigida. Todos sabíamos que un mundial es esto, partidos muy apretados, que se deciden por pequeños detalles, y en esta primera escena , donde nos hemos encontrado un buen equipo, la selección ha respondido con nota. De nuevo muy reconocible España, con un sistema, modelo y alineación que representó a las mil maravillas el juego de posición, con las líneas tocando y tocando para progresar, lo que le permitió siempre estar muy cerca para realizar el pressing tras pérdida e, incluso, robar cerca de la portería contraria, con el objetivo de buscar finalizaciones rápidas.

Lo que pasa es que, como estamos en un mundial y jugábamos con Alemania, también nos tocaron momentos de tener que correr hacia atrás, que son en los que más sufre España, y de tener que defender las embestidas alemana. En defensa posicional, la selección estuvo a un nivel muy alto. Incluso en el balón parado, donde Alemania suele ser más fuerte, España fue capaz de neutralizarla con defensa mixta y alejando siempre la parcela a defender. Los de Luis Enrique llevan la salida de balón a unos límites, que por momentos, supone un buen ataque para el rival. Habrá que ajustar esas situaciones de partido y estar preparados para dar respuesta inmediata.

Lo mejor de lo visto en estos dos partidos es que España mueve el balón con mucho ritmo, manifestando profundidad, venciendo líneas y manifestando progresión en la incorporación de unas a otras. Si tengo que mencionar algo que no me gustó fueron los cambios. El equipo perdió el orden, buscando de manera directa a Morata y a Nico. No había una transición en la que interviniesen todas las líneas, sino que se quería terminar rápido.

La intención de transitar no es mala opción y creo que España lo hizo bien por momentos, pero no como rutina, porque eso nos hizo perder el control del juego. A eso se sumó la necesidad de Alemania, que me parece una gran selección y que estuvo al borde del abismo. Otro futbolista importantísimo en el equilibrio en el juego es Gavi. Con él fuera y con Koke dentro, el equipo pierde muchísimo, porque el barcelonista está continuamente reajustando lo que sus compañeros, con la movilidad que provoca el juego, desajustan.

Un partido de mundial en el que España presentó sus credenciales para competir contra cualquier selección ante una muy buena Alemania, que, como se presumía, fue un muy digno rival.