El centenario de Vilaboa que se salvó de ir a la Guerra Civil y es patriarca de una saga de policías

Alfredo López Penide
L. Penide VILABOA / LA VOZ

VILABOA

Adolfo Agulla Reyes se ha convertido en el único varón centenario vivo de su localidad natal, Paredes,

23 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Con la celebración este lunes de su cien cumpleaños, Adolfo Agulla Reyes se convirtió en el único varón centenario vivo de su localidad natal, Paredes, en el municipio pontevedrés de Vilaboa. «Ha sido un hombre humilde y trabajador. Toda su vida, desde los 12 años, marinero en la ría de Vigo, cantero y albañil en la época que tocaba ganarse el pan dentro y fuera de Galicia», reseñaban ayer sus allegados más cercanos.

Recordaban, asimismo, cómo con 15 años se salvó «por pocos meses» de tener que «participar obligatoriamente en la Guerra Civil». Casado desde hace 75 años con Elvira Bará, «su compañera de fatigas», tiene tres hijos, cinco nietos y cuatro bisnietos.

De hecho, su familia recordaba que, si de algo presume Adolfo Agulla, es de ser patriarca de «una saga de policías locales (...), aunque a él la música militar nunca le supo levantar». Dos ya están jubilados, mientras que el tercero, Alberto Agulla, ejerce como inspector jefe de la Policía de Cangas.

En sus aficiones actuales, subirse a la bicicleta estática que le acompaña en el salón de su casa. Aunque, eso sí, «a veces, le da un sustito como en la víspera de su cumpleaños, que le llevó a urgencias... Dos puntos en la frente y a seguir».

Ayer fue agasajado por el alcalde de Vilaboa, César Poza, y la concejala de Servizos Sociais, María Canosa, mientras que agentes de la plantilla de la Policía Local de Cangas se sumaron a las celebraciones.