El futuro del PXOM de Vilaboa, en manos del informe decisivo de Augas

Poceiro denuncia el «boicot» del PP durante años e insta una moratoria a los derribos


VILABOa / LA VOZ

Ni sí, ni no, ni todo lo contrario. El PXOM de Vilaboa y con él una posible solución al conflicto urbanístico de este municipio sigue en manos de Augas de Galicia y un informe cuyo contenido dependerá de una última y decisiva consulta a los servicios jurídicos de la Xunta. Esta es la conclusión de una reunión en Santiago con los responsables del ente autonómico y que el regidor, el socialista José Luis Poceiro, definió como «intensa». A la cita en Augas asistieron también jurídicos y técnicos de ambas Administraciones y la cita transcurrió cordial, pero no fue concluyente. Poceiro salió esperanzado, «después de dos horas matizando» aspectos del documento presentado por el Concello y donde núcleo por núcleo se analizaba la situación del abastecimiento de agua en la actualidad y en la previsión edificatoria futura. El alcalde añadió que, en un plazo máximo de 15 días, el director de Augas espera tener sobre la mesa ese informe jurídico final, que lo es todo para Vilaboa. Si pasa el trámite, podrá aprobarse de forma definitiva el PXOM y si es desfavorable, el futuro volverá a ser incierto. Y mientras el plan no ve la luz, el alcalde insta a la Xunta a una moratoria en el delicado tema de los derribos, porque muchos se podrían regularizar con el PXOM.

Por su parte, el regidor socialista también quiso dejar clara las responsabilidades de cada partido político en esta contienda, defendiéndose de las críticas del PP local. Poceiro recordó que era el PP quien gobernaba Vilaboa en 1988 cuando no se alegó nada a la Ley de Costas en defensa de los núcleos que figuraban en el planeamiento previo, origen de todo el embolado actual.

«Soy alcalde desde el 2003 y lo único que hizo el PP de Vilaboa fue boicotearme el PXOM, el Partido Popular nunca apoyó ninguna iniciativa sobre el plan», recalcó. Poceiro precisó que desde que Beatriz Rosendo es portavoz, en el 2011, las cosas mejoraron el PP respaldó la tramitación del PXOM, aunque se abstuvo en la aprobación inicial en el 2012. «A partir de ahí se hizo el trabajo para la consolidación de los núcleos, que nos dijeron que no; el trabajo de los hórreos, que hubo que catalogar 600; y en el medio entraron en vigor una docena de cambios legales por la Xunta y el Gobierno central hasta la aprobación provisional del 2015». Desde entonces, solo falta el visto bueno final de Augas.

1988

Ley de Costas

El Concello de Vilaboa no alegó en defensa de su litoral

1997

El deslinde

Por segunda vez el Concello no dice nada en contra

2003

Remata el deslinde

Poceiro, ya alcalde, alega en la parte aún pendiente

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El futuro del PXOM de Vilaboa, en manos del informe decisivo de Augas