La reforma del nudo Bomberos será financiada por el Estado, no por Audasa

Feijoo alude al compromiso de que las obras de la AP-9 no repercutirán en el peaje


Pontevedra / La voz

Cuando está en auge la polémica sobre el incremento de los peajes de la AP-9 y Pontevedra ha denunciado el agravio comparativo que supondrá que la supresión del pago en el tramo Redondela-Vigo repercutirá en el resto de usuarios, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, expresó ayer su convencimiento de que la reforma del nudo de Bomberos se financiará con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y no repercutirá, por tanto, en los peajes.

En presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, Feijoo recordó en Pontevedra «a palabra dada a Galicia de que as obras da autoestrada, entre elas a remodelación do nó de Bombeiros nesta cidade, financiarase pola vía orzamentaria e non con novas cargas nas peaxes». Incluso aventuró que «confía» en que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que hoy se presentan en el Congreso, pueda reflejar ese deseo.

La reforma del nudo supondrá la conexión directa de la AP-9 con el puente de As Correntes y la reordenación del tráfico en la zona. El anteproyecto está valorado en algo más de seis millones de euros, y se gestó cuando era Ana Pastor la titular de la cartera de Fomento, si bien entonces se dejaba en manos de la concesionaria de la autopista, Audasa, su financiación, licitación y posterior ejecución.

Cuando se presentó el anteproyecto a mediados del año 2014, se preveía que las obras tendrían una duración de año y medio y que la obra incluiría una conexión peatonal en paralelo a Domingo Fontán, que pasaría a tener cuatro carriles en el viaducto que cruza sobre la autopista.

«Escenario de transformación»

En una visita a las obras de la A-57, Feijoo aludió a otros proyectos en marcha que le permiten asegurar que «Pontevedra é posiblemente a cidade galega que ten diante de si o maior escenario de transformación e progreso no que a infraestruturas viarias, ferroviarias e de servizos públicos de xustiza e sanidade se refire». En este contexto, el presidente de la Xunta citó, además de la propia A-57 y esa ansiada reforma del nudo de Bomberos (que son competencia del Estado) otras actuaciones previstas como la variante de Alba, la reforma del entorno de las estaciones de autobuses y tren, el nuevo edificio judicial o el proyecto de Gran Montecelo.

El primer tramo de la circunvalación estará listo el año que viene; los otros dos no tienen fecha

Ayer era el día de la A-57. Pero al margen del desembarco de autoridades -presidentes del gobierno y de la Xunta, ministro de Fomento, diputados, senadores y alcaldes-, la jornada dejo pocas novedades sobre esta infraestructura. Apenas que el tramo actualmente en obras -Vilaboa-A Ermida, 6,5 kilómetros de longitud, 74,5 millones de euros de presupuesto- estará rematado a lo largo del año que viene, y que para los otros dos todavía no hay plazos que dar. Es decir, que Pontevedra seguirá soportando durante algún tiempo el dudoso honor de ser la única capital de provincia española sin vial de circunvalación.

Con respecto a los otros dos tramos, el que tiene la tramitación más avanzada es el que irá de A Ermida a Pilarteiros, en la carretera de Campo Lameiro. Según indicó Rajoy, «en el segundo trimestre de este año» se aprobará provisionalmente el trazado y se expondrá al público. Este tramo tiene una longitud de cinco kilómetros y el presupuesto estimado de la obra es de 80 millones.

Más atrasado va el tramo Pilarteiros-Curro, que todavía no tiene declaración de impacto ambiental y sobre cuyo trazado definitivo siguen existiendo dudas, Es el tramo más largo, de 10,2 kilómetros.

Lores reprocha a Mariano Rajoy su falta de compromiso con la ciudad

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, acudió al acto que protagonizaron ayer Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijoo «por cortesía institucional», pero no ocultó su malestar con el desarrollo del evento y con el presidente del Gobierno. «Dende que foi elixido presidente no 2011, é a primeira visita a unha obra que fai en Pontevedra», reprochó Lores, que pone en duda el compromiso de Rajoy con su ciudad. «O seu comportamento, desde o meu punto de vista, non é de recibo», comentó el alcalde, para quien es «incomprensible que un presidente que é dunha cidade non tivera un momento para chamar ao alcalde. Nunca me chamou, nunca me dixo nada. Todo o que temos é unha contestación formal de que recibira a petición de visitar a cidade», pero esta visita no se ha formalizado en los últimos ocho años.

De esta fría relación no puede sustraerse el episodio vivido en febrero del 2016, cuando a instancias del PSOE y de Marea, el pleno declaró, con el apoyo del BNG, «persona non grata» a Rajoy por la concesión de la prórroga de 60 años a Ence. «E ben declarado que está -insistió ayer Lores-, aínda que está na súa man que retiremos esa declaración».

Ayer, ambos políticos mantuvieron dos breve contactos. Al llegar a la carpa en la que se desarrollaba el acto de la A-57, Rajoy y Lores se dieron un breve apretón de manos. Al término, cuando ya se iba, el presidente mantuvo un breve e intrascendente diálogo con el alcalde. «Foi moi formal porque efectivamente, non hai feeling».

Sobre el acto en sí, Lores criticó que parecía organizado como un evento de precampaña del PP. «Do que menos se falou foi da A-57», indicó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La reforma del nudo Bomberos será financiada por el Estado, no por Audasa