¿Quién quiere al rey Juan Carlos?

Cartas al director
Cartas al director CARTAS AL DIRECTOR

SANXENXO

Raúl Terrel | EUROPAPRESS

22 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Una bienvenida real 

¡Bienvenido, don Juan Carlos!, Ya era hora y de justicia que regresara a una España, que le vio llegar con apenas 10 años, aún en pantalón corto, y de la que le obligaron a salir cumplidos ya los 82. Qué poquita idea y sentido de Estado tiene el desgobierno actual; cuánto cinismo y resentimiento pueden albergar, sin motivo alguno... o quizá estamos siendo demasiado cándidos.

Su figura como jefe de Estado ha sido intachable, otra cosa es su comportamiento como esposo y padre. A mí, en cuanto a la segunda cuestión, no me tiene que dar ninguna explicación o disculpa, entiendo que debe quedar en el estricto ámbito de la vida familiar. Porque, majestad, estaremos de acuerdo, que si todo hombre o mujer tuviera que pedir excusas o perdones y salir del país por las infidelidades cometidas, entonces sí sabríamos lo que sería una España vaciada. Le han recibido con vítores, oles y vivas en Sanxenxo, como tiene que ser. Con frialdad, riñéndole y exigiéndole casi una rueda de prensa, unos ministros desnortados y con ganas de cotilleo. Ni caso les haga. A mi juicio, usted debe obviarlos, a podemitas y socialistas, que erigiéndose en una falsa moralidad, en realidad, quedan peor. Verónica Montes Santiso.

 No todo estuvo bien

La llegada del rey emérito a ver una regata en Sanxenxo pone en tela de juicio la relación del monarca con su hijo. Juan Carlos I no le pone las cosas fáciles a Felipe VI, quien intenta defender la institución monárquica. ¿Monarquía o república? El debate, quizá, esté cada vez más próximo. Mañana padre e hijo se verán las caras. En la conversación seguro que surgirá la necesidad de que don Juan Carlos extreme al máximo su discreción. Ya lo había prometido, pero no lo cumplió. Marisa Rodríguez. Lugo.