La flota internacional compite en Sanxenxo tras dos años en blanco

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

SANXENXO

CAPOTILLO

El Bribón 500 busca revalidar el título nacional en la regata Juan Carlos I

10 sep 2021 . Actualizado a las 09:51 h.

La regata Rey Juan Carlos I reúne desde hoy en Sanxenxo a la flota internacional de la clase 6 metros. Después de dos años sin competir, las embarcaciones volverán a medirse en una prueba de la que saldrá el campeón de España. «Hay una participación de lujo porque vienen los principales barcos europeos, será determinante la primera impresión que tengamos después de tanto tiempo sin salir al mar. Va a ser una prueba muy emocionante», explica Pedro Campos, patrón del Bribón 500 y presidente del real Club Náutico de Sanxenxo, que además defenderá el título de campeón de España ante la flota internacional.

El Bribón 500 no contará con la presencia del rey emérito, miembro activo de esta embarcación cuando lograron el título de campeones del mundo en Finlandia hace dos años. Este barco y el Seljm son los favoritos para pelear por el título nacional este fin de semana en Sanxenxo. «No quiero ser el favorito, quiero ser el que gane», explica Pedro Campos sobre una regata, que será la antesala del Campeonato de Europa de clase 6 metros, en la que participarán las mismas embarcaciones. Serán 31 equipos de once nacionalidades en liza, dejando esta edición como la más internacional de los últimos años.

La jornada de ayer estuvo reservada para las últimas mediciones, formalización de inscripciones y puesta a punto de las embarcaciones en el pantalán del puerto deportivo de Sanxenxo. Para convertir la regata en un atractivo turístico más, la organización ha instalado unos paneles explicativos al lado de cada velero para conocer sus títulos y sus orígenes. El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, señaló en la presentación de la prueba que organizar esta prueba y el Europeo en septiembre, así como el Mundial del clase 6 metros el próximo año, son determinante para desestacionalizar el turismo.