Sanxenxo vive un agosto como antes del covid

Marcos Gago Otero
marcos gago SANXENXO / LA VOZ

SANXENXO

Sol, playa y gastronomía reactivan la afluencia de visitas a la capital turística de las Rías Baixas

11 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las mascarillas por la calle y las restricciones en la hostelería y aforo de comercios delatan que este es un verano fuera de lo habitual, propio de tiempos de pandemia. Sin embargo, al mismo tiempo, una playa de Silgar con la arena reluciente a la luz del sol del mediodía bañada por un mar de aguas cristalinas que recuerda a las postales caribeñas ofrecía una imagen de lo más normal. Gente tomando el sol en la toalla, largos paseos de un extremo a otro del arenal y bañistas en el agua. El paseo de Silgar, como siempre a la hora de tomar los vinos o una caña, lleno. A las horas de entrada y salida de la playa, tanto por la mañana como por la tarde, el habitual ir y venir de personas con sillas y sombrillas, cual procesión laica. Es agosto en Sanxenxo, segundo verano de pandemia, pero la villa turística ha sabido adaptarse y mantener su atractivo.

La temporada está siendo, aparentemente buena para el sector turístico y ya se sabe que eso repercute en todo el municipio, ya que el movimiento generado por los visitantes es el principal motor de la economía sanxenxina. Junio fue excepcional. Fue un arranque de temporada alta mejor incluso que en tiempos anteriores al covid. Uno de cada cuatro visitantes a la provincia de Pontevedra en junio se alojó en hoteles del municipio, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. El Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo (CETS) estimó en el 74,8 % la ocupación hotelera de julio. Ese mismo mes, el alcalde, Telmo Martín, cifró en 80.000 las personas que podían encontrarse en el municipio, entre visitantes y vecinos. Agosto empieza con el cartel de lleno o casi en muchos establecimientos.

Las plazas públicas de aparcamiento se llenan a media mañana y ni siquiera el párking gratuito situado junto a la rotonda a la altura del hotel Terraza da abasto para la cantidad de vehículos que buscan una plaza. Septiembre se antoja también bueno, siempre y cuando el coronavirus no moleste en exceso. Sanxenxo pasará en la noche del viernes al sábado de nivel máximo a alto. Fue una de las localidades que más subió el mes pasado, pero el descenso de casos activos augura una segunda quincena en óptimas condiciones turísticas, si se logra mantener la tendencia o contener los rebrotes.