«Nos encomendamos a las vacunas»

El sector turístico, vital en Sanxenxo, ve con gran preocupación el verano


sanxenxo / la voz

El turismo es la gran industria de la comarca y Sanxenxo, su capital indiscutible en las Rías Baixas. El impacto de la crisis del covid ha sido devastador. Aunque en el verano del 2020 Sanxenxo aguantó mejor el embiste que otros destinos turísticos españoles, la tercera ola de la pandemia, que está golpeando con fuerza en este principio del 2021, deja un panorama difícil de evaluar.

-Se acerca la primera cita turística del año. ¿Se ve usted abriendo en Semana Santa?

-Estamos en un momento de muchas incertidumbres y no podemos tener certezas, pero siendo realistas y a dos meses de Semana Santa, viendo la situación en la que estamos, y ojalá me equivoque desde el punto de vista sanitario, ahora mismo la Semana Santa la damos prácticamente por perdida. La disyuntiva está en tener que escoger entre la salud y la economía, y es muy difícil saber qué hacer. Es muy complicado encontrar el equilibrio en este dilema. Damos prioridad a la salud, pero también entendemos que la hostelería está cerrada y que siguen creciendo los casos. Además, sobre Semana Santa entendemos que no se trata solamente de abrir por abrir, tiene que haber movilidad. Si no la hay no tiene sentido hacerlo y al ritmo que vamos lo veo muy complicado.

-En el Gobierno central parecen más optimistas, a juzgar por las declaraciones de Reyes Maroto sobre Semana Santa.

-La ministra dijo que se abriría el turismo para esas fechas si las condiciones de seguridad lo permitían. Eso es decir lo mismo que nada, es como si digo mañana que puede que llueva o que haga sol. Creo que hay que ser realistas y que lo que prima es la salud. Muy a nuestro pesar, porque lo están pasando muy mal las empresas, vemos que tenemos que tener nuestra vista más puesta en el verano.

-¿Cómo mantenerse a flote?

-Esto tiene que ir de la mano de que se acelere lo de la vacunación. No lo digo yo, lo dice todo el sector turístico. Si no se acelera, estamos fastidiados. La otra cosa que estamos pidiendo son las ayudas directas para aguantar al sector. Si el sector del turismo es el gran damnificado de esta situación, que lo es, lo que no se podrá hacer es dejar que se muera. Tendrán que sacar ayudas directas, no hay otra forma, para que se mantenga el sector y las empresas hasta que se pueda reanudar la actividad

-Visto así, ¿habrá verano?

-Sanxenxo no se puede permitir perder el verano. Esperamos que mejore la situación sanitaria en España, pero hay que recordar que en Sanxenxo vivimos del turismo y a día de hoy, las empresas no se pueden permitir perder el verano. Nosotros lo que hacemos es dar por perdida la Semana Santa y centrarnos en el verano. Le pedimos a las Administraciones que nos ayuden para poder aguantar hasta que podamos trabajar y, sobre todo, las vacunas. Nos encomendamos a las vacunas. Si llegamos al verano y tenemos un alto porcentaje de población vacunada pues el sector está preparado para abrir. Ya hicimos los deberes el año pasado, pero es un tema de confianza y de movilidad. Los establecimientos de alojamiento pueden estar abiertos, pero con el cierre de la comunidad y los concellos, ¿qué sentido tiene tenerlos abiertos? Ahora mismo, que nadie se engañe, todos nos encomendamos a la vacunación y lo dicen no yo, sino los responsables de las grandes cadenas hoteleras de España.

-¿Tienen algún cálculo de cuánto le puede haber costado a Sanxenxo esta pandemia?

-No me aventuraría a darlo. Los datos que tenemos son de ocupación, pero teniendo en cuenta una caída de un 65 o un 50 %, podemos hacernos una idea. Y además. No hay que olvidar que en Sanxenxo, la temporada empieza en Semana Santa y termina en la Festa do Marisco. Tampoco hay que olvidar que en un año jacobeo normal, hay más movimiento de grupos ya desde Semana Santa, y los hoteles se mantienen en los días de entre semana hasta el verano, pero eso va a faltar. Eso el año pasado ya no lo hubo y este no sabemos qué va a pasar.

-El turismo es la principal fuente de empleo en Sanxenxo. ¿Qué impacto está teniendo la pandemia en la destrucción de trabajos?

-La mayoría de los negocios de temporada tiene plantillas de fijos discontinuos, que si normalmente trabajan seis meses el año pasado lo hicieron tres. Ahora mismo todos los que abrían todo el año tienen a la gente en ERTE. Y no hablo solo de alojamiento, sino que la hostelería lo está pasando también muy mal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Nos encomendamos a las vacunas»