La nueva rúa Areal en Portonovo: preferencia peatonal y servicio de bus en la marquesina

Las aceras tendrán 2,5 metros de ancho y se limita la velocidad de los vehículos


sanxenxo / la voz

La reforma de la rúa Areal, entre el frente marítimo de Portonovo y la carretera de A Lanzada, transformará uno de los espacios más frecuentados por los vecinos, dándole preferencia a los peatones y dotando, tras una década sin utilidad, de un uso a la marquesina que por fin recibirá los buses que transitan entre Sanxenxo y O Grove. Estos son dos de los pilares de un proyecto de reforma urbana, al amparo del plan Deporemse, que ayer explicaron el alcalde, Telmo Marín, y la presidenta de la Diputación, Carmela Silva. Atrás quedaron los choques entre ambos políticos, en la visita institucional escenificaron buena sintonía y coincidieron en la necesidad de que los peatones recuperen el uso de este ámbito urbano, en detrimento de la política de primar a los coches.

Dos arquitectos vecinos de Portonovo, Cristian Martínez y Cristian Rodiño, recibieron el encargo del Concello para desarrollar el proyecto. Martínez destacó que en este ámbito confluyen el colegio y la plaza de abastos y es un entorno que tiene mucho tránsito de personas. «En nuestra estrategia a la hora de diseñar el proyecto lo fundamental era la preferencia peatonal sobre el tráfico rodado». El arquitecto indicó que la propuesta aboga por ganar espacio para los peatones y reforzar la seguridad vial. Todas las aceras se ampliarán a los 2,5 metros y se acometerá la obra con pasos a nivel y la reducción de la velocidad a 30 kilómetros por hora.

 

Realzar el espacio verde

También se actuará sobre la zona verde y se reorganizará el aparcamiento entre la marquesina y la plaza de abastos. «Ahora hay un parque que prácticamente no se usa, que no está comunicado con el resto del entorno». La solución adoptada es pavimentarlo, creando itinerarios, porque los caminos de tierra no son prácticos en invierno. También se respetarán todos los árboles y se instalará un mobiliario urbano que invite a quedarse como los bancos corridos. Por último, se cambiarán las farolas, con nuevos báculos e iluminación led.

El alcalde manifestó que la marquesina se transformará en el centro de transportes de Portonovo, sacando los apeaderos en la carretera de A Lanzada. Así también se prevé cambio en el sentido de una calle perpendicular para que dé salida a la PO-308, facilitando la maniobrabilidad de los buses. Por su parte, Carmela Silva se mostró satisfecha con el proyecto, que prevé que «sexa unha realidade en meses».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La nueva rúa Areal en Portonovo: preferencia peatonal y servicio de bus en la marquesina