Identifican coches de Ourense, Muxía y Lugo en Nochevieja cerca del Augusta

La policía ordenó irse a los conductores por estar sin justificación en Sanxenxo


sanxenxo / la voz

Los controles realizados por la Policía Local de Sanxenxo en los accesos al hotel Augusta en Nochevieja detectaron vehículos procedentes de las cuatro provincias gallegas, que presuntamente se desplazaban al establecimiento para una fiesta de Fin de Año. Sanxenxo se encuentra bajo un cierre perimetral y los desplazamientos de la madrugada del viernes solo estaban permitidos por razones laborales o encuentro familiar, dos motivos que no pudieron justificar más de una veintena de conductores localizados. Los agentes señalaron que se interceptaron coches de lugares tan alejados como Muxía, Vigo, Lugo u Ourense, «saltándose el cierre perimetral».

Los agentes ordenaron a estos conductores que «retornasen a sus casas previa denuncia, que podría endurecerse si finalmente no cumplieran las indicaciones». Ahora la Policía Local comprobará la lista de huéspedes del hotel durante la noche de Fin de Año.

Las infracciones por saltarse el cierre perimetral durante la pandemia ascienden a 600 euros por persona. Aquellas denuncias a conductores que acataron la orden de regresar a sus hogares, se tramitarán ante la Consellería de Sanidade. Aquellos infractores que no hicieron caso a la advertencia policial, se tramitarán ante la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra.

El Concello sanxenxino indicó que desde que se tuvo conocimiento de la presunta celebración de la fiesta de Fin de Año una patrulla acudió al hotel para advertir al gerente de las infracciones a las que se enfrentaba sin mantenía la fiesta de Nochevieja, que se difundió también en redes sociales. Fuentes municipales precisaron que el hotel sí podía dar de cenar, con música ambiente, a sus clientes que se encontrasen alojados por visita a familiares del municipio o por trabajo, «pero fiesta no».

A primera hora de la madrugada de ayer una patrulla de la Policía Local también se desplazó hasta el hotel para «realizar las comprobaciones pertinentes». En las inmediaciones del establecimiento hotelero, los agentes localizaron a una pareja y al identificarla descubrieron que eran vecinos de O Barco de Valdeorras y que no pudieron explicar su presencia en Sanxenxo, en el marco de las excepciones marcadas por la normativa para estas fechas festivas.

En el interior del establecimiento hotelero, según manifestaron desde el Ayuntamiento, «se pudo comprobar restos de la celebración y que se estaban sirviendo copas en la barra a varias personas».

El gerente del hotel, según precisaron fuentes municipales, «se enfrenta a una denuncia por varias infracciones consideradas muy graves y que superan los quince mil euros de sanción».

El Ayuntamiento lamentó que «un establecimiento de gran prestigio como este hotel sea protagonista de este tipo de acciones, que incumplen la normativa sanitaria, y contra las que tienen la obligación de ser contundente».

Por su parte, La Voz de Galicia intentó sin éxito recabar la versión de los responsables de este establecimiento sobre lo sucedido en Nochevieja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Identifican coches de Ourense, Muxía y Lugo en Nochevieja cerca del Augusta