Especial vigilancia en Sanxenxo ante el goteo de nuevos contagios

El comité clínico no descarta aplicar al municipio restricciones en los próximos días


pontevedra / la voz

No habrá restricciones de momento, pero sí una especial vigilancia. Es lo que acordó ayer el comité clínico que asesora a Sanidade. A los expertos les preocupa el goteo constante de nuevos contagios que registra el municipio turístico -y otros dos gallegos, A Rúa y Chantada- y no descartan tener que tomar medidas más drásticas si en unos días no se frenan las infecciones por SARS-CoV-2. En la localidad, que no tiene cierre perimetral y mantiene la hostelería abierta, se contabilizaban este viernes 72 casos activos, tres más que el jueves. Las cifras no dejan de crecer desde que el Concello aplicó, el 6 de noviembre, algunas medidas para intentar evitar la expansión del virus. Entonces había 50 positivos. Varios brotes familiares y, en especial, uno vinculado a un entierro en Vilalonga están detrás de esa incidencia.

En concreto, el gobierno local de Sanxenxo decidió hace una semana cerrar los parques infantiles, el skatepark de Portonovo y las pistas deportivas al aire libre. También se suspendió la actividad sociocultural en el municipio y se reforzó el protocolo anticovid en la Escuela de Música. La capital turística de las Rías Baixas, que ya tiene más casos activos que Poio -67 este viernes-, atraviesa una complicada situación epidemiológica.

El Ayuntamiento descartó ayer tomar nuevas medidas. El alcalde, Telmo Martín (PP), afirmó que la entrada o no en restricciones del municipio no es una circunstancia que tenga valorar el Concello, sino que le corresponde, dijo, al comité clínico. «O goberno, dentro das nosas posibilidades, está a tomar todas as medidas posibles para reducir os casos, que seguen, lamentablemente, aumentando», señaló el regidor. A la espera de lo que suceda en las próximas jornadas, el político subrayó que «vivimos momentos complicados, pero fago unha chamada á responsabilidade e solidariedade dos veciños de Sanxenxo».

Situación en el área sanitaria

Los nuevos contagios de coronavirus no dejan de crecer en el área sanitaria una semana después de la entrada en vigor de las últimas restricciones. Según el informe de ayer, Pontevedra y O Salnés registra ya 1.270 casos activos de covid, con 64 nuevos infectados. De esos 1.270 casos, hay 83 personas que necesitan atención hospitalaria. Son 78 en planta de tres centros sanitarios (58 en Montecelo, 3 en Quirónsalud y 17 en O Salnés, en Vilagarcía), mientras que hay cinco pacientes graves en la uci de Montecelo. El resto de infectados, 1.187, tienen síntomas leves o son asintomáticos, por lo que están en aislamiento domiciliario bajo supervisión de personal de atención primaria.

El número de pruebas PCR que se realizan por jornada sigue siendo alto. En las últimas 24 horas fueron 926, para un total acumulado desde marzo de 76.086. Desde entonces las personas que han superado la enfermedad y se han curado son ya 3.056, 44 más con respecto al jueves. La cruz son las 42 personas que han fallecido en hospitales del área desde hace ocho meses. La última fue una mujer de 81 años, ayer, en el Hospital do Salnés. Tenía patologías previas y procedía de la residencia DomusVi de Ribadumia.

En cuanto a la incidencia acumulada por casos confirmados en siete días, hay siete municipios en el nivel máximo de alerta, el 3 o rojo. Son Pontevedra, Poio, Sanxenxo, Marín, Vilagarcía, Cambados y Ribadumia. En nivel 2 o naranja, con entre 14 y 21 positivos, figuran en el mapa de Sanidade Caldas de Reis, O Grove y Soutomaior; mientras que en nivel 1 o amarillo (entre 7 y 14 casos) aparecen Cuntis, Meis Meaño, Bueu y A Lama. El resto tienen menos de siete casos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Especial vigilancia en Sanxenxo ante el goteo de nuevos contagios