Silgar retiene sus cuadrículas naranjas como un «referente de seguridad»

Cuatro sectores se están desmontando y se guardarán en previsión del 2021


sanxenxo / la voz

El sector naranja de las cuadrículas de Silgar permanecerá instalado en la arena durante el invierno, mientras que el resto de las cuadrículas del operativo estival anticovid se están ya desmontando. La fórmula de las cuadrículas con estacas y cuerdas para garantizar la seguridad sanitaria en el municipio en verano fue pionera en España y captó la atención de medios de comunicación y Administraciones de dos continentes. Ahora que la temporada alta ha acabado y se están desmontando los operativos del verano en las playas, el Concello optó por dejar este sector en pie para que sirva como «un símbolo referente de seguridad en el municipio».

La retirada de los demás sectores se inició ya y en pocos días estarán fuera del arenal las piezas de los apartados morado, verde, rojo y azul, que durante julio y agosto supusieron que Sanxenxo ofreciese más de 700 cuadrículas para una estancia segura en Silgar. La gente podía ponerse dentro de las cuadrículas vacías, que se limpiaban cada día con un equipo que retirada la basura a mano, logrando la distancia social que se recomendó este verano del covid. Estas cuadrículas eran opcionales y los bañistas que lo consideraron oportuno pudieron poner su toalla fuera, siempre y cuando estuviese lo suficientemente alejada de la siguiente.

Desde el Concello se incidió en que las cuerdas y las estacas de los sectores de cuadrículas desmontadas se guardarán en uno de los almacenes municipales. Esta medida se toma como precaución, porque a estas alturas se desconoce todavía si será necesario volver a montar este sistema anticovid para la próxima temporada estival.

Refuerzo en las dunas

No todas las estacas que se retiren de Silgar acabarán almacenadas. El equipo de gobierno tiene previsto reciclar parte del material de las cuadrículas para cuestiones ambientales. De esta forma, algunas de las estacas se emplearán como elemento señalizador para proteger los sistemas dunares que existen en diversas playas del municipio. Y es que en Sanxenxo se concentran más de la mitad de las dunas de la ría de Pontevedra, con especial interés en Montalvo, A Lanzada, Major y Baltar. Las estacas advertirán a las personas de las zonas vedadas al tránsito de personas o animales.

El pisoteo es uno de los principales riesgos para la biodiversidad en los ámbitos dunares, que son ecosistemas muy frágiles. A mayores hay que recordar que en el caso de Sanxenxo son vitales para la supervivencia del chorlito patinegro, una pequeña ave que anida solo en estos entornos.

Otro uso al que se destinarán parte de los materiales de las cuadrículas desmontadas será la delimitación de sendas peatonales en entornos naturales. La idea es que tanto vecinos como visitantes sepan cuál es el itinerario más recomendable.

El gobierno local se mostró muy satisfecho con el funcionamiento de las cuadrículas, un sistema que sirvió para reforzar la imagen de concello sanitariamente seguro ante los turistas, que este verano acudieron en buen número a la villa en agosto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Silgar retiene sus cuadrículas naranjas como un «referente de seguridad»