Adiós a Nenucha, Cebola de ouro y trabajadora incansable desde niña en una familia de once hermanos


Pontevedra / La Voz

Sanxenxo despidió este domingo a María del Carmen Vilavedra, aunque todos la conocían como Nenucha. Era la mayor de once hermanos y desde bien joven tuvo que empezar a trabajar para ayudar en una casa en la que vivían también sus abuelos. Cada día se sentaban a la mesa 16 personas y eso llevó a Nenucha a arrimar el hombro desde niña. Cuando el año pasado recibió la Cebola de Ouro, premio que reconoció su calidad humana y su trayectoria vital en Sanxenxo, contó algunas pinceladas de una infancia feliz "entre canciones, guitarras y violines" porque su padre, que era el único peluquero de la villa, era un apasionado de a música. En la memoria de muchos vecinos de Sanxenxo está esa joven Nenucha yendo al río con las tinas de ropa para echarla al clareo. 

Años después se casó con Joaquín Villalustre Casaldarnos y tuvo cinco hijos María del Carmen, Joaquín Alberto, Jesús, María del Mar y María Teresa, pero también ahí fue una mujer que peleó por sacar a su familia adelante. La muerte de su marido con 58 años la llevó a seguir luchando desde su puesto en el mercado sanxenxino. Trabajadora incansable, Nenucha fue, además, la impulsora del club de jubilados de Sanxenxo, cuando se creó esta sociedad en la calle Progreso y siguió formando parte de este colectivo cuando se trasladaron a la calle Luis Rocafort.

Nenucha falleció a los 91 años. El funeral se celebrará este lunes en el Nuevo Templo de Sanxenxo antes de conducir sus restos mortales al cementerio municipal.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Adiós a Nenucha, Cebola de ouro y trabajadora incansable desde niña en una familia de once hermanos