Éxito turístico de las viviendas del rural, aisladas y con piscina

Marcos Gago Otero
marcos gago SANXENXO / LA VOZ

SANXENXO

RAMON LEIRO

Aviturga constata el cambio de comportamiento de los visitantes

07 ago 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las ofertas estivales de viviendas de uso turístico de Campo Lameiro, Cotobade y municipios tan al interior de la provincia como Silleda o Forcarei se agotan con rapidez nada más darse a conocer. La cercanía a un casco urbano o incluso a la propia playa se ha vuelto indiferente para muchos turistas que acuden a la provincia este verano. Es el campo de comportamiento social del verano de la pandemia. La presidenta de Avirtuga, la asociación que representa a los propietarios de viviendas de uso turístico en Galicia, Dulcinea Aguín, lo constata. El turista de este verano, si alquila una casa, se decanta por una ubicación en el rural, preferentemente aislada y que tenga piscina, porque con algo hay que sustituir a la playa.

En nivel de ocupación en la comarca se acercó en julio al 70 % en esta modalidad de alojamientos, con un importantísimo peso para Sanxenxo, donde además de tener una oferta que supera a toda la comarca junta, también se dio un índice de ocupación incluso más elevado. Aguín señala que los visitantes recelan este verano de las grandes aglomeraciones y que Sanxenxo, que se mantiene en la cúspide de las opciones turísticas, sin embargo, se ha diversificado. La gente ya no insiste tanto en la proximidad de una vivienda en el entorno urbano de Sanxenxo o Portonovo, sino que miran hacia otras alternativas.

«Este año se demandó más A Lanzada, Areas, Noalla y el rural en general», indica. Es la misma tendencia que se ha notado en otras zonas de la comarca. El rural pega fuerte este año. «La gente pide viviendas aisladas, que estén solas, con jardín y con piscina», sostiene. Y la consecuencia es que esta demanda ha abierto el abanico a municipios por los que habitualmente no hay tanto interés en el foco estival por los visitantes de fuera. En la lista de preferencias, llama la atención, por ejemplo, el interés mostrado por la comarca de Deza-Tabeirós.