La moda de las catas clandestinas recala en Sanxenxo

Los vinos solo se desvelarán en el instante de la cata


Tras su exitosa experiencia en O Grove, donde tuvieron que suspenderse por la pandemia del coronavirus, la moda de las catas clandestinas recala ahora en Sanxenxo. «Una vez que ha cesado el estado de alarma, hemos considerado los organizadores, y a petición de muchos asistentes y colaboradores, hacer una cata clandestina solidaria especial», anunció Carlos Piñero.

Eso sí, para cumplir con los protocolos sanitarios y de distanciamiento social impuestos a raíz del covid-19, este evento se desarrollará al aire libre. Además, la cita sanxenxina servirá de prolegómeno del próximo ciclo de catas previsto para el otoño, «donde la recaudación de las catas se destinaran a cuatro asociaciones y oenegés», así como se adquirirán productos no perecederos para el Banco de Alimentos Rías Baixas de O Salnés.

«Este año, con todo lo que hemos vivido, queremos aportar nuestro grano de arena de forma solidaria y que mejor que unir a bodegueros, cocineros, entidades privadas y amigos, y ayudar con lo que mejor sabemos hacer, con nuestro trabajo en distintos ámbitos», añadió Piñeiro antes de desvelar que esta cata clandestina se desarrollará este lunes (21 horas) en los jardines del Pazo do Revel, en Vilalonga. Las plazas, eso sí, se han limitado a cincuenta personas, por lo que la venta de las mismas se hace de forma anticipada en las tiendas de Catorce Electrodomésticos, en Cambados y Barrantes, y en Villa Rolendis, en O Grove. El precio de la entrada es de 15 euros más un kilo de alimentos no perecederos.

En la cita tomarán parte cuatro bodegas -Bodegas Seixido de Cambados, Viña Roel de Ribadumia, Bodega Eidosela de Arbo y Bodegas Cunqueiro de O Ribeiro-, que «nos traerán vinos singulares, vinos que sorprenderán y no se van a desvelar hasta el momento de la cata». Además, Tes Bilurico, de Cambados, presentará sus tés ecológicos y bebibles.

Y todo ello marinado con pinchos de Cocinando en el Salnés -Quinta de San Amaro y Cocina de mi abuelo-, Embutidos Bravo, Fran Jamardo y Coque, y a Artesa saudable de Sonia. Por su parte, la música correrá a cargo de Bruno Barreiro e Isi Vaamonde, quien publicó su último disco, titulado On, unos días antes del estado de alarma.

Desde la organización anuncian, asimismo, que «habrá alguna sorpresa más, pero siendo una cata clandestina no vamos a desvelar más».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La moda de las catas clandestinas recala en Sanxenxo