Liborio García: «El verano en Sanxenxo es sagrado»

SANXENXO

Lo vimos tirarse en paracaídas, bucear bajo el hielo, presentar un reality... Desde hace quince años, la carrera de este lucense en el mundo de la comunicación sigue desde detrás de las cámaras de televisión

18 jun 2020 . Actualizado a las 16:01 h.

Cuando un rostro que ha sido muy conocido deja de asomarse a la pequeña pantalla, parece que su carrera se hubiese acabado. Nada más lejos de la realidad. La mejor prueba de ello es Liborio García (Lugo, 1969). A finales de los noventa, el lucense se coló en los hogares de los españoles con programas como Ver para creer, El Bus o Noche de impacto. Pero en el año 2005 aparcó su faceta de presentador. Cuando le preguntan por qué lo dejó, contesta con una enorme sinceridad: «Un presentador nunca deja la televisión, es la televisión la que lo deja a él. La tele es muy ingrata y mantenerse en pantalla es mucho tiempo es muy complicado», confiesa. Pero también confiesa que de esa etapa solo echa de menos la «adrenalina» de saberse delante de mucha gente.

LVG

Desde entonces, su carrera ha seguido detrás de las cámaras, dirigiendo y produciendo programas audiovisuales. «Llevo treinta años trabajando en lo mismo, en el mundo de la información y la comunicación. Empecé en Radiovoz Lugo y en Radiovoz Lalín y hasta ahora», explica. Durante al menos cinco de ellos su trabajo se conectó con una de sus grandes pasiones: el mundo del motor. «Me hice periodista por el deporte y los coches. Pero no pude hacer información del motor hasta que tuve 45 años», cuenta. Fue entonces cuando participó en un proyecto de retransmisión de la Fórmula 1 en 21 países de habla hispana. Antes de eso había matado el gusanillo llevando los contenidos de la página web del piloto asturiano Fernando Alonso.

«Me hice periodista por el deporte y los coches. El motor es una de mis grandes pasiones»

Actualmente Liborio está ligado a la información deportiva a través de los canales Gol y Bein Sports, cuya actividad se vio afectada de pleno por la pandemia y la cancelación de las competiciones. «He estado teletrabajando, pero con el canal a mínimos. Ahora empieza a recuperarse el pulso al reactivarse la Liga. Me incorporaré de nuevo a lo largo de este mes de junio, pero ha habido mucha incertidumbre», explica.