Playas este verano: desde vigilancia con drones a parcelas, pero sin cita

La comarca se desvincula del sistema de reserva a disposición de los concellos


Pontevedra / la voz

Sanxenxo y Bueu, los dos principales concellos turísticos y playeros de la ría de Pontevedra, se desvinculan de la plataforma de la Xunta, Praias Seguras, que incluye la cita previa para ir a la playa en verano. En su lugar, apuestan por sus propios sistemas de supervisión de los arenales al considerarlos menos problemáticos.

Poio y Marín mantienen su opinión en el aire, mientras esperar a conocer más datos desde Medio Ambiente que permitan inclinar la balanza en uno u otro sentido. El Parque Nacional, donde el aforo ya se encuentra limitado desde hace años por el cupo que reduce la entrada a las islas, podría ser la única parte del territorio que, al ser gestionado directamente por Santiago, se sume a esta iniciativa, aunque no ha habido un pronunciamiento expreso de la consellería.

Sanxenxo recuerda que lleva semanas trabajando en un programa propio. En Silgar, Caneliñas y Panadeira, por ejemplo, se aplicará un método de cuadrículas marcadas por estacas y cuerdas, con pasillos para facilitar el acceso y acomodadores a las entradas que informarán a los usuarios sobre su parcela asignada.

Este martes, el gobierno anunció que pondrá a disposición de los bañistas un sistema de medición del nivel de aforo en playas a través de drones. Estos sobrevolarán las playas desde la orilla y ofrecerán información casi en tiempo real del estado de ocupación de cada una, indicando cuál es el aforo permitido y qué porcentaje está disponible con un código de colores. Estas imágenes se emitirán por las redes sociales del Concello y se actualizarán periódicamente para que el usuario pueda planificarse.

Experiencia sanxenxina

Sanxenxo tiene experiencia en el uso de drones en playas, porque los empleó ya en Silgar y Montalvo en varios veranos para reforzar el operativo de salvamento. El alcalde, Telmo Martín, manifestó que los drones, además, tendrán la posibilidad de lanzar mensajes a los bañistas si se detecta una concentración excesiva de personas en un punto. Habrá drones en 17 playas.

Sobre el programa Praias Seguras, Martín señaló que «pode ser moi útil», pero Sanxenxo ha optado por «medidas que se adaptan mellor as nosas circunstancias».

El alcalde de Bueu, Félix Juncal, tachó la propuesta de Santiago como una media que «máis ben parece unha ocorrencia do momento que unha proposta necesaria». Juncal se reafirmó en el derecho al acceso libre a las playas y al civismo de los bañistas para guardar la distancia social.

En Poio, la edila Marga Caldas, manifestó que el Concello «está a espera dunha información más ampla» antes de pronunciarse. En Marín, la alcaldesa, María Ramallo, analizará «en profundidade as vantaxes que nos ofrecerá a adhesión á nova ferramenta de control do aforo», aunque su aplicación se vería playa a playa.

Pontevedra cree que es un sistema elitista que puede generar un efecto llamada negativo

 

En el Concello de Pontevedra, que cuenta con dos playas fluviales (Lérez y Ponte Sampaio), tampoco gusta la propuesta de la Xunta de cita previa para los arenales a través de una aplicación de Internet. El concejal de Desenvolvemento Sostible e Medio Natural, Iván Puentes (PSOE), afirmó ayer que la ciudad no va a entrar en una carrera ni va a actuar por libre. Pidió prudencia a la espera de las recomendaciones de los Gobiernos central y autonómico, pero adelantó que no ve bien un sistema que es «tremendamente elitista», al dejar fuera, dijo Puentes, a amplias capas de la población, y que puede generar además un efecto negativo de llamada. «Parece que o único que lle importa á Xunta é vender as praias galegas como destino seguro», señaló.

Por su parte, el alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz, manifestó su oposición a utilizar este sistema en A Calzada. Este enclave del Verdugo es uno de los más singulares de la provincia. A Calzada es la primera y única bandera azul fluvial de España. En A Lama, se recuerda que el Concello es «muy modesto» y «no tiene recursos suficientes para atender todas las demandas que se plantean». Seguirá apelando a la concienciación ciudadana. Por último, en Cerdedo-Cotobade, el alcalde Jorge Cubela, es el único de la comarca que se mostró partidario de la iniciativa. «Estaba claro que se iban a tener que poner en marcha medidas de control sobre la afluencia de playas». Añadió: «Es la única manera posible de garantizar la seguridad sanitaria en las mismas». En este municipio hay varias playas fluviales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Playas este verano: desde vigilancia con drones a parcelas, pero sin cita