Dos años y medio por atropellar a su novia intencionadamente en Sanxenxo

La Justicia descarta que la aseguradora del coche asuma el pago de indemnizaciones


Pontevedra / La voz

Casi siete años han transcurrido desde que Narciso Otero Míguez atropelló intencionadamente a la que era su novia en Noalla, Sanxenxo, hasta que se ha conocido la sentencia condenatoria. De este modo, aplicándosele una atenuante por dilaciones indebidas, se le han impuesto dos años de prisión por un delito de lesiones y otros seis meses por quebrantamiento de condena.

De igual modo, se le impuso el pago de algo más de 75.000 euros por los perjuicios y daños causados a la víctima, cantidades de las que no tendrá que hacer frente la aseguradora del coche. Y es que los tribunales pontevedreses han determinado que, siendo el turismo el instrumento del delito, no solo procedía su decomiso, sino que la compañía del seguro quedaba exonerada de cualquier responsabilidad civil. «El seguro obligatorio no cubre la indemnización por lesiones causadas dolosamente», refiere la sentencia de la Audiencia de Pontevedra.

En cuanto a los hechos acreditados, estos se remontan a la tarde noche del 2 de noviembre del 2012 cuando la víctima se desplazó desde su domicilio en Baión (Vilanova) hasta el de su pareja para celebrar el cumpleaños de este último. Se da la circunstancia de que, por entonces, Narciso Otero tenía vigente una prohibición para acercarse o comunicarse con su por entonces novia.

Aquel día, la víctima se retraso y el ahora condenado, que ya se encontraba al volante de su Volkswagen Golf, se lo reprochó «de manera altera y nerviosa». Comenzó una discusión acalorada, en el transcurso de la cual la joven de Vilanova se introdujo en el coche y quitó las llaves del contacto, si bien se las reintegró al acusado al cabo de unos instantes.

Ya con el motor, de nuevo, en marcha, Narciso Otero observó como su pareja se colocaba delante del vehículo: «Cuando ella se estaba sentando en el suelo para evitar que él abandonara el lugar, el acusado, con la clara intención de menoscabar su integridad física y psíquica, arrancó el coche de tal forma que le pasó por encima del cuerpo (...), primero con las ruedas delanteras y después con las traseras».

En la sentencia, además de consignarse este relato de hechos, se estima la suspensión de la pena de seis meses por el delito de quebrantamiento de condena con la condición de que no delinca en tres años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos años y medio por atropellar a su novia intencionadamente en Sanxenxo